Detienen a César Duarte mientras compraba una llanta en Miami

César Duarte fue detenido la tarde del miércoles en Estados Unidos en un negocio de compra-venta de vehículos usados y autopartes en Miami, Florida, al que había ido a comprar una llanta.

Los alguaciles federales interceptaron al ex Gobernador priista de Chihuahua en el local denominado Chavez Used Auto Parts, ubicado en el 3218 N.W, 54th Street, sin que opusiera resistencia alguna, de acuerdo con fuentes conocedoras del caso.

Duarte se dedicaba a comprar vehículos usados por internet, para repararlos y revenderlos, también a través de una página electrónica dedicada a subastas de minoristas. Es la única actividad económica que se le conoce en el país vecino. 

Su visita al local donde fue capturado fue precisamente para conseguir la llanta de un vehículo que planeaba revender, de acuerdo con la información proporcionada.

Después de concluir su mandato en octubre de 2016, el chihuahuense se instaló en El Paso, Texas, y al año siguiente se mudó a Miami, ciudad en la que sus hijas Bertha y Olga -de nacionalidad estadounidense- habían decidido instalarse.

Por lo menos desde el año pasado, sin impedimento legal alguno, contaba con visa de trabajo, el chihuahuense empezó a comprar y vender carros usados. No tenía local, y todo era por medio de páginas de internet.

Con este negocio, el ex Mandadatario retomaba uno de sus primeros giros, antes de dedicarse a la política, pues en 1984 abrió CADSA Motors, un negocio similar en Chihuahua que funcionó hasta 1993, año en que fue nombrado consejero político municipal, estatal y luego nacional del PRI.

Te puede interesar: Congela UIF cuentas bancarias de 42 factureras

La información obtenida señala que las autoridades estadounidenses tramitaron la orden de detención provisional en una Corte Federal en Nuevo México, porque en ese estado vive uno de sus hermanos, a quien visitó en algunas ocasiones. 

El ex Gobernador fue capturado casi tres meses después de que fuera ordenada su detención provisional con fines de extradición, por el caso de un desvío de 96.6 millones de pesos en perjuicio de las arcas de Chihuahua.

Las autoridades estadounidenses siempre tuvieron conocimiento de sus movimientos, debido a que cada vez que debía viajar en el interior del país, Duarte tenía que reportarlo previamente al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

Es por ello que no hubo dificultad alguna para que los alguaciles federales lo ubicaran y detuvieran, para después trasladarlo a un centro de detención de la misma ciudad.

Te puede interesar: Revelan que César Duarte acumuló 50 propiedades en tres estados de EU

JVR

Compartir

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Artículos relacionados