“La pirámide”, el misterioso método con que se desviaron 40 MDD de la Policía Federal

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

La corrupción durante el sexenio de Enrique Peña Nieto no tenía límites y alcanzó a todas las corporaciones, incluida la Policía Federal de la cual se desviaron más de 40 millones de dólares al final del sexenio. 

Una investigación del diario El País arrojó que en la segunda mitad de 2018, dos proveedores de la Policía Federal mexicana desviaron cientos de millones de pesos de la corporación a una red de compañías en muchos casos inexistentes o sin actividad.

La corrupción durante el sexenio de enrique peña nieto no tenía límites y alcanzó a todas las corporaciones, incluida la policía federal de la cual se desviaron más de 40 millones de dólares al final del sexenio.

Los proveedores, Servicios Esrome y Comercializadora Dizoal, firmaron tres contratos por 774 millones de pesos, 40 millones de dólares de entonces, con la Policía Federal para la adquisición de sistemas de monitoreo de redes sociales e intercepción de llamadas.

Te podría interesar: AMLO dispuesto de reunirse con Peña Nieto y Calderón en dado caso que lo pidieran

Esrome y Dizoal debían usar el dinero para comprar los productos a firmas israelíes, pero en realidad mandaron casi todo el dinero a otras empresas, que a su vez lo mandaron a otras compañías, la mayoría en México.

De acuerdo con el rotativo Esrome y Dizoal eran en realidad empresas fachada, creadas el mismo día ante el mismo notario del municipio de Chalco, en el Estado de México.

Las personas que aparecen en las actas de constitución de estas dos empresas son en realidad adultos mayores, vecinos de pueblos de clase baja del área metropolitana de Ciudad de México.

En entrevista, José García Brito, de 74 años, socio fundador de Dizoal y Alberta Manzano, de 65, fundadora de Esrome, dijeron que nunca habían estado en Chalco y menos habían creado empresas que luego habían obtenido contratos millonarios con la Policía Federal.

La corrupción durante el sexenio de enrique peña nieto no tenía límites y alcanzó a todas las corporaciones, incluida la policía federal de la cual se desviaron más de 40 millones de dólares al final del sexenio.

Los nuevos señalamientos de desvío provienen de hallazgos de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Descubren cloaca en Policía Federal

Los informes, que no eran públicos hasta ahora, profundizan en las sospechas que levantó la propia ASF en febrero de 2019, cuando señaló por primera vez irregularidades en los gastos de seguridad pública y nacional de la Policía Federal durante el año anterior.

Según ha podido saber este diario, las denuncias han caído en la cesta de la Fiscalía especializada en Combate a la Corrupción, encabezada por María de la Luz Mijangos.

Los contratos se firmaron en el segundo semestre de 2018, durante los últimos seis meses de Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto (2012-2018).

Te podría interesar: Acusa FGR a Peña Nieto de traición a la patria

En su informe, la ASF da vista al Servicio de Administración Tributatia, SAT, para que audite a Dizoal y Esrome.

De acuerdo al informe de los auditores, la cercanía entre los proveedores Esrome y Dizoal y el segundo escalón de la red, Soferxa y Odell, va más allá del notario o la fecha de constitución. Las empresas comparten además cargos o direcciones.

En 2019, los auditores mantuvieron varias reuniones con los representantes legales de Dizoal y Esrome.

Durante el Gobierno Peña Nieto, el último del PRI, las secretarías del ramo de seguridad gastaron 52 mil 750 millones de pesos de esta partida, mucho más que en el Gobierno anterior.

Te podría interesar: Zebadúa delata a Rosario Robles y Peña Nieto a cambio de protección

 Si en los últimos dos años de mandato de Felipe Calderón (2006-2012) el gasto fue de 5.500 millones de pesos, en los dos últimos de su sucesor superó los 21.500. En 2019, primer año de Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, el gasto volvió a niveles de 2011.

En 2018, el presupuesto de la Policía Federal en esta partida fue de 3.247 millones de pesos, unos 170 millones de dólares. Es decir, uno de cada cuatro dólares que gastó la Policía Federal con cargo a esa partida en 2018 terminó en las empresas fachada.

JGR