El filme que por fin le hace justicia a María Magdalena

El filme que por fin le hace justicia a María Magdalena

Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

La película María Magdalena es un ejercicio revitalizador de una de las figuras bíblicas más incómodas e incomprendidas de todos los tiempos.

Una de las festividades más importantes para la comunidad cristiana es la Semana Santa, momento de la pasión y muerte de Cristo que recogen con santo y seña en las sagradas escrituras los evangelios de Mateo, Marcos, Lucas y Juan. Los manuscritos habrían servido de inspiración para varios filmes, entre los que destacan los dirigidos por Pasolini, Scorsese y Gibson, culminando todos, con el triunfo de la resurrección. Pero hasta ahora ninguno había sido detallado bajo la interpretación femenina, y mucho menos desde los ojos de María de Magdala.

Dirigida por el australiano Garth Davis, —aclamado por Lion, en 2017— cuenta las andanzas de María —Rooney Mara— una joven que, desafiando a su familia en la búsqueda de una nueva identidad, lo dejará todo por unirse a Jesús —Joaquin Phoenix— un influyente predicador, a pesar de las restricciones propias del género de la época.

Está por demás decir que los filmes bíblicos abundan en estas fechas contándonos una y otra vez la historia bien conocida por casi todos. Sin embargo, Davis desmonta esos conceptos añejos dejando al descubierto las distintas acepciones de un único mensaje, y demuestra que existe una versión mejorada que redime por fin el apostolado de una mujer que, sin necesidad de intermediarios, asumió de manera correcta y coherente la idea de que el nuevo reino del que hablaba su mesías residía, única y exclusivamente, en aquellos que tenían fe.

Por más de dos mil años la figura callada, y adúltera de María Magdalena, vinculada sexualmente con el mesías por Dan Brown en El código Da Vinci, y después arrepentida, por fin cobra justicia en una visión realista que tienen su fundamento en las declaraciones hechas por el Vaticano en voz del Papa Francisco en 2016 redimiéndola y elevándola a los altares para festejarla cada 22 de julio como cualquier otro santo del calendario.

De Jacqueline Logan en King of Kings a Juliette Binoche en El Evangelio Prohibido; del cameo a Charlotte Graham en El código Da Vinci, a Barbara Hershey en La última tentación de Cristo, hasta la española Carmen Sevilla en Rey de Reyes, pasando por la inolvidable Monica Bellucci en La Pasión de Cristo, ninguna Magdalena volverá a ser la misma después de la reinvención en la piel de Rooney Mara, exponiéndola como apóstol de los apóstoles.

Difamada y olvidada por el simple hecho de ser mujer, la película María Magdalena llega en el momento preciso para derrumbar falsas creencias, y recordarnos que la libertad no es propia de hombres. En tiempos del empoderamiento femenino bien vale la pena rendir pleitesía a María de Magdala quien supo reconocer el verdadero significado del amor al prójimo.

Artículos relacionados

hola

Más publicaciones