CASO LOZOYA: BURDA MANIOBRA Y BOOMERANG ELECTORAL

Después de negociar inmunidad, Emilio Lozoya aceptó ser extraditado a México, a sabiendas de que sería un ariete mediático y político del gobierno.

Lozoya todavía no rendía declaración ante un juez, cuando el presidente filtró que aquel haría revelaciones explosivas de corrupción, casualmente contra opositores, sin más pruebas contra ellos que los dichos prefabricados por el gobierno. En cambio, existen diversas pruebas de que AMLO sólo busca un circo, una cortina de humo y un torpedeo electoral, por ejemplo, la maniobra de sacar de su gabinete a Jiménez Espriú para ocultar los nexos de su esposa y familia política, con una filial de Odebrecht para obtener contratos de Pemex, tal y como lo había reconocido el ex titular de SCT en 2018.

Así, el caso Lozoya se convertirá en un boomerang electoral contra el gobierno, porque saldrán a la luz las sucias e ilegales ardides oficiales para intentar revertir un voto de castigo de la ciudadanía por la catástrofe nacional provocada por AMLO.


Fuente: www.astl.tv

Compartir

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Artículos relacionados