Aguas Profundas | Albazo eléctrico ¿o no?

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Lo que se viene en la reforma eléctrica es un albazo legal, un agandalle en el Poder Legislativo; y con él llegará un aumento generalizado en los costos de al menos 30% que se va a reflejar en el recibo de las empresas y las familias en el muy corto plazo.

La CFE de la 4T no invierte en distribución y transmisión, ni en tener más gas y plantas. Vienen los apagones y los viejos electricistas ya dieron la alarma, lo saben y no les hacen caso: llevan tres años de inversiones atrasadas y la siguiente gran obra será hasta 2024.

La reforma eléctrica que se prevé aprobar será un duro golpe tanto para las empresas como para las familias mexicanas.

Te puede interesar: Aguas Profundas | Los piratas presidenciales

El presidente quiere un proceso abreviado, nos dicen, sin discusión pública de la reforma, hasta hoy lo que quería Morena era que este jueves los diputados votaran, sin análisis, discusión o posicionamientos, sobre todo sin el estorboso parlamento abierto.

En el mejor de los casos necesitan 56 votos para pasar su reforma y los buscan en el PRI y lo que requiere la oposición es quitarle 16 de esos votos y entonces recuperar el equilibrio.

¿El PRI dará marcha atrás a la reforma que su último presidente puso en marcha? Más de uno dice que sí mientras sea rápido, sin tener que exponerse. Lo que le piden a la dirigencia es que deje que voten en conciencia. Ya pasó que vote con la 4T y también contra ella.

¿Y el PVEM? Bueno, si votan a favor serán expulsados del Global Greens y de la Federación de Partidos Verdes de las Américas, eso es seguro.

La 4T no quiere un parlamento abierto porque significa perder la discusión pública y el debate institucional. Quiere la aplanadora y lo que los políticos no ven es que esta reforma generará enfrentamientos internacionales porque viola todos los acuerdos comerciales firmados por México. Todos.

Te puede interesar: Aguas profundas | Las ocurrencias patrióticas de la 4T

Porque si la ley pasa en los términos conocidos es totalmente expropiatoria: hasta los paneles caseros serían ilegales y tendrían que ser usados y explotados por la CFE.

La reforma eléctrica que se prevé aprobar será un duro golpe tanto para las empresas como para las familias mexicanas.

La realidad es increíble. Todos los errores de la iniciativa constitucional, todos, son producto del escritorio del abogado y experto constitucionalista Manuel Bartlett, hablamos de los artículos 25, 27 y 28 más transitorios, todo eso es su bronca.

Pero, nos dicen y se deslindan de ello, todos los dichos, mentiras, omisiones y medias verdades de la exposición de motivos son producto de las instrucciones presidenciales directas.

Lo mejor de todo, ninguno de los dos equipos cayó en cuenta de que estaban creando un monopsonio, quieren el monopolio constitucional, pero se pasaron y eso fue motivo de disgusto entre la titular de la Sener, Rocío Nahle; y el director de CFE, Manuel Bartlett. La primera es borrada completamente de su facultades de política energética, todo es para la paraestatal y su director, nada para la jefa de gabinete energético, nada.

CFE como paraestatal podrá esconder sus costos y sus pérdidas, podrá dar subsidios a sectores o cobrar el triple. No se tiene ni idea de cómo van a generar las tarifas que además serán creadas bajo sus propios términos.

Buzos

1.- Desde mayo el presidente anunció la decisión de terminar la construcción de la coquizadora de Tula y le van a meter de inicio 2 mil 500 millones de dólares que se suman a los mil 500 millones de dólares que ya le habían sido inyectados durante sexenios anteriores. El tema es que Cuauhtémoc Ochoa, secretario de la Comisión de Energía en Cámara de Diputados se ha posicionado a favor de que sea personal local el encargado de los trabajos electromecánicos y de la propia edificación.

Twitter: @luiscarrujos

Vía: El Sol de México 

JGR