Aguas Profundas | T-MEC y el capítulo energético

Aguas Profundas | T-MEC y el capítulo energético

Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

El doctor Jesús Seade fue el encargado de cerrar las negociacions del T-MEC y, desde su punto de vista, explica la visión de la 4T en el sector energético tras las negociaciones.

Hoy responde, por ejemplo, ¿Cómo reconciliar los cambios del capítulo 8, con las protecciones explícitas del capítulo 6 al sector energético? Es un tema que deben conciliar los abogados, la decisión dentro del acuerdo comercial fue que México mantiene su soberanía en energía, los pasos a dar serán dentro de este límite.

¿Hay violaciones al T-MEC? ¿No se contradice el que se debe garantizar mercado abierto y lo establecido en el TPP al respecto de que las empresas del Estado no pueden gozar de regulación de aplicación sesgada? Seade lo rechaza, en todo caso, dice que, si hay dudas, en este acuerdo comercial hay herramientas como los mecanismos de resolución de controversias, que sirven ¡en energía y en otros sectores; son de Estado a Estado, nosotros escogemos los panelistas de ellos y ellos los mexicanos.

Antes eran de privados contra ¡Estado, hoy no, el panel es entre iguales.

Pese a lo que dice Jesús Seade sobre el capítulo energético del T-MEC, este podría representar un riesgo para el sector en México. Aquí te dejamos la colaboración de nuestro columnista Luis Carriles.

¿No considera Jesús Seade haber dejado «espacios en blanco» dentro del T-MEC que ponen en riesgo al país y sus compromisos internacionales en materia energética? Él rechaza eso, Dice que en el documento hay un capítulo completo sobre soberanía, una página, y con base en eso se diseña una política energética donde van Pemex y CFE; esto se ajusta con el tiempo, se acomodará en forma y fondo.

Hay resolución de controversias, mecanismos de protección y el compromiso de respetar inversiones y contratos, al final del día, habrá coinversiones con Pemex, por ejemplo, y se avanzará en electricidad, sin descuidar la CFE.

Buzos

1.-Puede ser que lo ignore, pero el contrato Pemex/Braskem en Etileno XXI está sujeto a un arbitraje internacional, con penalizaciones por ambas partes. No es un asunto que se termine diciendo que es leonino o que no gusta, tiene espacio, como todo contrato para renegociar, pero de eso a disolver la relación comercial hay una gran distancia. Las negociaciones siguen y en la mesa se tiene la construcción de una terminal criogénica para importar etano y permitir la operación de todos los complejos a plena capacidad, sin que Pemex invierta un peso de los 200 millones de dólares necesarios. Por cierto, la decisión de romper la asociación tiene que pasar por el Consejo de Administración y, hasta ahora, no lo han visto.

AMLO ha sido fuertemente criticado por su negativa de impulsar las energías renovables, en tanto que prefiere invertir en el costoso rescate de Pemex y la CFE.

2.-Todo indica que la CFE, de Manuel Bartlett, se mantendrá en el ojo del huracán. Se lo digo porque tras los embates que se han recibido desde la oposición, ahora las proveedoras se quejan por la supuesta alianza que se habría establecido entre los administradores de contrato y el SUTERM, con el líder Víctor Fuentes. Resulta que desde el Sindicato solicitan cubrir pagos mensuales por un seguro de vida para los trabajadores aún cuando dicen no estar relacionados con ellos. Ante este panorama a las compañías no les serían liberadas sus facturas, hasta que entreguen una relación en donde se acrediten los depósitos, transferencias, o pago por cheque, en la cuenta de Banorte que destinaron para este fin. Usted dirá si son pertinentes las averiguaciones.

Por: Luis Carriles 

Twitter: @luiscarrujos


Vía: El Sol de México

JGR

Artículos relacionados