Este té de cáscara de huevo hará que las plantas florezcan

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Tener un jardín en casa no es nada sencillo pues requiere muchos cuidados, pero no es imposible, solo tienes que conservar algunos desperdicios naturales para preparar fertilizantes caseros. Un ejemplo de ello, es este té de cáscara de huevo para que florezcan bonito. 

Aunque sea difícil de creer, muchos de los residuos que generamos al cocinar pueden convertirse en fertilizantes efectivos, fungicidas o insecticidas sin gastar un sólo peso, por ejemplo, té de cáscaras de plátano para tus suculentas o el abono de café para que tus plantitas no se vuelvan a marchitar. 

Beneficios del té de cáscara de huevo

Aunque el huevo es considerado un superalimento, te aseguro que su cáscara es un también lo es.De acuerdo con un estudio publicado por el International Journal of Sustainable Agricultural Research, el carbonato de calcio es uno de los principales componentes de la cáscara de huevo, también posee ácido urónico, ácido siálico e incluso aminoácidos esenciales para el crecimiento de las plantas.

Macronutrientes:  potasio, nitrógeno, calcio, magnesio y fósforo 

Micronutrientes: cloruro y zinc 

Aunque existen dos maneras de aprovechar sus propiedades, ya sea triturando la cáscara en su forma sólida y colocándola en el sustrato, de acuerdo con los investigadores, las plantas pueden absorber mejor sus propiedades en su forma líquida, ya que el proceso de ebullición ayuda a romper la cáscara para liberar los nutrientes en el agua.

¿Cómo hacer fertilizante de cáscara de huevo?

Este poderoso fertilizante te ayudará a controlar el pH del sustrato para reducir su acidez. Además, actúa como barrera para mantener lejos a la plaga de caracoles o babosas porque odian las pequeñas aristas de la cáscara de huevo. 

Necesitarás: 

10 cáscaras de huevo

5 litros de agua

Modo de preparación: 

1. Coloca las cáscaras de huevo en una olla, vierte el agua, deja hervir hasta que llegue a su punto máximo de ebullición. 

2. Deja reposar la mezcla durante 24 horas, posteriormente, cuela y vierte en una botella limpia, guarda en un lugar fresco.

3. Riega tus plantas con esta agua y listo.

Si te sobra fertilizante, puedes guardarlo hasta por tres meses. Aplícate y prepáralo si de unos días a la fecha notas un poco “tristes” o marchitas a tus plantas. Además de verlas florecer, fortalecerás sus raíces y la protegerás de enfermedades o moho negro.

También lee: ¿Se te ahogan las plantas? Con este truco no te volverá a ocurrir