Reforma al Poder Judicial es la más trascendente: Zaldívar

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram
La reforma al Poder Judicial, aprobada por el Senado hace unos días, es la más trascendente desde 1994 cuando se apostó a la justicia constitucional, consideró el ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar.

En su columna publicada en Milenio, dijo que la reforma representa la división de poderes y la independencia judicial. Recordó que la iniciativa, que será revisada por la Cámara de Diputados, fue elaborada por el mismo Poder Judicial de la Federación (PJF).

Durante el proceso legislativo, el Senado, como cámara revisora, desarrolló un debate en parlamento abierto, en el que además de los senadores, participaron las voces involucradas. De esta forma se obtuvo el respaldo de todas las fuerzas políticas, a excepción de un partido.

“Se trata, en suma, del producto de un diálogo interinstitucional y de un esfuerzo de dos años por concretar cambios que supongan un verdadero fortalecimiento de la justicia federal, en beneficio de toda la ciudadanía y de nuestra democracia”, escribió el ministro presidente. 

La propuesta, según detalló, robustece el rol de la Corte como tribunal constitucional, para que de esta forma pueda interpretar y defender los derechos y a las instituciones, tal y como establece la Constitución.

Además, permitirá que la SCJN atienda menos asuntos con lo que podrá dictar sentencias más sólidas y argumentadas que impactarán positivamente, pues beneficiarán a muchas más personas. Así es como “las sentencias de la Corte tendrán ahora el peso y la autoridad que les corresponde en un modelo de justicia constitucional y podremos avanzar a una cultura de la constitucionalidad”. 

Reforma poder judicial trascedental zaldivar

Te puede interesar: Senado aprueba reforma al Poder Judicial

De igual forma, indicó Zaldívar, la reforma consolidará al sistema de carrera judicial, con lo que el ingreso, formación y permanencia de jueces y personal, se sujetará a una legislación con lo que considerarán los méritos y profesionalización de cada uno de los aspirantes, además de que habrá la misma oportunidad para todos. 

Los nombramientos y remociones no dependerán de los titulares de órganos jurisdiccionales pues para acceder a una plaza se hará a través de un concurso de oposición y antes el aspirante debió ser formado en la Escuela Judicial. Todo ello, garantizando la paridad de género. 

Asimismo, se reconoce al Instituto Federal de Defensoría Pública y que la Escuela Federal de Formación Judicial se encargará de la formación y selección, a través de concursos de oposición, de quienes fungirán como defensores públicos. 

De esta forma, la justicia llegará a todos “los rincones del país para brindar a los olvidados, a los marginados, a los pobres y desprotegidos, una defensa y asesoría de la máxima calidad para que no sean, como siempre, las personas más pobres, las únicas que pierden ante el sistema de justicia”. 

Zaldívar indicó que la reforma también permitirá elevar la calidad de la justicia federal y dará mayores herramientas para que el Consejo de la Judicatura Federal pueda combatir la corrupción y el nepotismo. 

Para implementar estos cambios, comentó que se requerirá de un paquete de leyes secundarias y un proceso institucional para la transición, además de esfuerzos coordinados  para así alcanzar una “justicia federal renovada y fortalecida, pilar de nuestra democracia sustantiva”. 

Por último, dijo que ahora los diputadas y diputados pueden hacer posible esta nueva visión de justicia por lo que en ellos se deposita la confianza en hacer realidad el nuevo PJF. 

Te puede interesar: La reforma judicial fortalece independencia del PJF: Arturo Zaldívar

IV