¿Qué cubrebocas es más efectivo?

Durante esta pandemia de Covid-19, autoridades sanitarias han llamado a usar los cubrebocas para frenar la propagación del virus. Desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) hasta autoridades federales, estatales, municipales y de salud han recomendado su uso, sobre todo cuando se utiliza el transporte público e ir a lugares concurridos. 

Incluso, hace unos días el premio Nobel de Química 1995, Mario Molina, dijo estar a favor de su uso entre la población mexicana,  ya que de acuerdo con una investigación en la que participó, se demostró que hubo una reducción de casos positivos en Estados Unidos e Italia por la utilización del cubrebocas. 

Con estos antecedentes, no dudamos en usarlo, pero ¿cuál es el más efectivo?

Científicos de todo el mundo han buscado los materiales que pueden ser mejores para filtrar las partículas microscópicas. Así se halló que los filtros de aire HEPA son una buena opción, al igual que las capas de fundas de almohada de 600 hilos y las telas de franela. 

Se encontró que los filtros de café dan resultados medianamente buenos, mientras que bufandas y pañoletas son las peores opciones porque detuvieron un pequeño porcentaje de partículas.

Sin embargo, cualquier tipo de tela, de acuerdo a un estudio publicado en The Lancet señala que el coronavirus puede sobrevivir hasta una semana.

¿Entonces hay alguna otra opción?

Si, la hay. Se trata de los cubrebocas de cobre que ya eran usados por personal sanitario. El cobre es un material antimicrobiano que elimina virus y bacterias al entrar en contacto con ellos, el cobre es utilizado para elaborar mobiliario e instrumentos que se usan en hospitales. 

Además, un estudio de la Society for Applied Microbiology mostró que el cobre contiene iones cargados positivamente que penetran en los virus que están cargados negativamente. Al fusionarse, los destruye. Incluso, los investigadores encontraron que algunas veces, los iones del cobre se unen a la membrana celular del virus y causan oxidación en ellos, rompiendo la cubierta que protege al microorganismo. 

Aunque el cobre actúa de manera distinta en cada virus, se ha comprobado que es tóxico para la mayoría. 

CUBREBOCAS EFECTIVO

En este sentido, investigadores chileno se han pronunciado por poner cobre en los cubrebocas para atacar al virus. El doctor Aarón Cortés, de la Universidad de Chile, indicó que la ventaja es que el cobre iría desactivando al coronavirus según se vaya depositando en la mascarilla.

Ante ello,  el Centro Médico de los Hospitales Universitarios de Cleveland  compró 25 mil cubrebocas para sus empleados y son usadas por quienes no portan una N95 y que no tienen contacto estrecho con pacientes infectados. 

Expertos coinciden en que los mejores cubrebocas de cobre deben tener el mineral incorporado en cada fibra, en lugar de solo en una sola capa incrustada dentro de la tela, pues una tradicional conservaría al virus. Su costo ronda entre los 10 y 70 dólares.

Veamos qué empresas en México se dedican a producirlos.  ¿Usted lector, se animaría a probarlo?

IV

Compartir

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Artículos relacionados