¿Priístas se unen a Anaya para impedir la llegada de AMLO a la presidencia?

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Ciudad de México.- En la guerra y en el amor todo de vale y pues con mayor razón en las elecciones. Ante la inminente caída del candidato del PRI, José Antonio Meade y de su campaña fallida; políticos y empresarios se unieron para crear un pacto para impedir que Andrés Manuel López Obrador llegue a la presidencia. En días pasados a través de su columna “Serpientes y Escaleras” Salvador García Soto afirmó que, tras la fiesta de los 70 años de Carlos Salinas de Gortari, el pasado 7 de abril, priístas invitados pusieron sobre la mesa los bajos resultados de José Antonio Meade en las últimas semanas augurando el fracaso en las urnas de su abanderado. “La única posibilidad que queda de intentar frenar a AMLO y evitar que gane las elecciones, es con Anaya”, el periodista citó en su columna, afirmando que una fuente cercana a la presidencia confirmó que, por instrucciones directas de Enrique Peña Nieto, el canciller Luis Videgaray sostuvo comunicación y operación con el candidato panista para echar a andar varias estrategias conjuntas con el objetivo de detener el avance de López Obrador. Una de esas estrategias, afirman, es que Videgaray ordenó al coordinador de la campaña priísta Aurelio Nuño, detener los ataques en contra de Ricardo Anaya y enfocar toda la campaña negativa en contra de Andrés Manuel López Obrador. Por su parte el hombre de confianza de Anaya, Damián Zepeda y algunos integrantes de “Los Chuchos” han sostenido reuniones con priístas relegados para operar a favor de Anaya. Esto después del marcado crecimiento en las encuestas del candidato de Morena que muestra una amplia ventaja del segundo lugar. Los apoyos se harían por bajo del agua, por una operación silenciosa, pero que resultaría efectiva a favor de una parte de la estructura de voto duro del PRI a favor del candidato del PAN. Esto se hizo en el 2006, cuando al menos cinco gobernadores priístas enfrentados con el aquel entonces candidato tricolor Roberto Madrazo, favorecieron al panista Felipe Calderón alentados por la lideresa magisterial Elba Esther Gordillo, quienes lograron el polémico triunfo de Calderón sobre Obrador. Estos grupos darán otra oportunidad a Meade para despuntar con el segundo debate presidencial el 22 de mayo, de lo contrario; buscarán la posible negociación con Ricardo Anaya y el Frente para evitar que la tercera sea la vencida para AMLO, quien de llegar a la presidencia va a desmantelar las reformas y planes del actual gobierno de EPN.]]>