Plantearán jornadas de trabajo 4×10 en la CDMX

Ayer las autoridades capitalinas presentaron el Plan Gradual Hacia la “Nueva Normalidad” en la Ciudad de México, en el que plantean jornadas laborales de cuatro días de trabajo por 10 de confinamiento para retomar las actividades en oficinas, fábricas y negocios sin provocar un repunte en los contagios de COVID-19.

El titular de la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP),  José Merino explicó que este modelo se está analizando como parte del proceso para entrar a la “nueva normalidad”, tras el cierre de todos los negocios y las industrias que no se consideraron vitales durante la contingencia.

“Por supuesto, no es necesariamente aplicable a todos los sectores de la economía y se verá con los empresarios y las distintas cámaras si se puede implementar. En su caso, en qué áreas concretas o incluso en qué zonas geográficas de la ciudad. Eso se definirá junto con ellos”, dijo el funcionario en una videoconferencia de prensa junto con la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum.

Autoridades capitalinas plantearon jornadas laborales de cuatro días de trabajo por 10 de confinamiento para retomar las actividades en la CDMX.

Merino destacó que este esquema, el cual comenzaría a aplicar cuando la Ciudad de México se encuentre en semáforo naranja, y dejaría de aplicarse cuando llegue a verde, permite a las empresas contar con una fuerza laboral sin tener que comprometerla ante posibles contagios. 

El modelo 4×10 fue elaborado por académicos del Instituto Weizmann de Ciencias de Israel, partiendo de la base de que, ante un contagio en el lugar de trabajo, se pueda tener un margen de hasta cuatro días sin que se presenten los primeros síntomas y la persona se vuelva fuente de otros contagios.

Por si te interesa: ¿Cómo es el semáforo para regresar a la #NuevaNormalidad?

Según el modelo, luego viene un puente de 10 días para que los empleados que asistieron al lugar de trabajo puedan estar en confinamiento, y en caso de que hayan adquirido el virus se reflejen los síntomas.

“Por lo menos, puede ser más, tienes tres días en que te contagias y te vuelves contagioso. Eso implica que tienes una ventanita de tres días para continuar con tus actividades sin poner en riesgo a nadie más”, explicó Merino.

“Por otro lado, pasan por lo menos entre tres y cinco días para desarrollar síntomas, y entonces esto garantiza que, por un lado, si tú trabajas cuatro días, aun cuando te infectes, no vas a contagiar a nadie, estos son los cuatro días de trabajo. Los 10 días de descanso lo que garantizan es que en ese trayecto desarrollas los síntomas para evidenciar, en su caso, si es que te contagiaste”.

Compartir

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Artículos relacionados