Pandemia no afectó al CCH; registró cero deserciones de alumnos

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Pese a la ola de deserciones que enfrenta México por la modalidad en línea que se implementó debido a la pandemia de Covid-19 desde el año pasado, increíblemente el Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), no ha registrado ninguna deserción derivada a esta enfermedad. 

En una entrevista con Excélsior, director general de la institución, Benjamín Barajas Sánchez, señaló que lejos de que sus alumnos abandonaran sus estudios, hubo un aumentó a su ingreso de 18 mil a 19 mil estudiantes para este ciclo escolar, quienes de hecho, hasta ahora no han pisado alguno de sus cinco planteles.

Cabe mencionar que el sector educativo pasa por una fuerte crisis en el país, pues de acuerdo con un censo elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en marzo 5.2 millones de alumnos ya no se inscribieron al ciclo 2020-2021 por causas derivadas de la pandemia o motivos económicos.

El CCH no ha registrado ninguna deserción derivada a la pandemia por Covid-19.

A diferencia de las cifras reportadas por el Inegi en las que 740 mil estudiantes ya no concluyeron el ciclo escolar pasado, en el CCH no sólo no  hubo deserción escolar relacionada  con la emergencia sanitaria, sino que incluso se  logró un egreso histórico en 2020 de 73 por ciento, con un aprovechamiento de 8.63, en promedio.

“Hoy podemos reportar que no ha habido deserción, excepto la deserción histórica que se da por diversas causas que es de un promedio 5 o 6 por año”, dijo Barajas Sánchez en el marco del 50 aniversario del Colegio que se fundó en 1971.

Te puede interesar: Pandemia “expulsa” a más de 5 millones de estudiantes

Detalló que la generación 2021 que vivió la pandemia desde la secundaria y que aún no conocen las aulas de su propia escuela,  tiene un aprovechamiento promedio del 65 por ciento, es decir, de regularidad, sin deber ninguna asignatura, un hecho que ni siquiera las generaciones presenciales anteriores tuvieron, ya que  llegaban al 60 por ciento de aprovechamiento.

“La generación 2018 que salió en 2020 tuvo un porcentaje de egreso en sus tres años de 73 por ciento, que equivale a 14 mil 50 alumnos y el aprovechamiento de todos ellos fue 8.63. En la generación 2017 que es la anterior que no atravesó la pandemia fue de 8.60; es decir, durante la pandemia aumentó 3 décimas, esto es muy importante, porque es una población tan grande, en medio de una crisis y en condiciones a distancia que un incremento muy destacable por lo que ésta es una generación paradigmática”, señaló.

Benjamín Barajas consideró que los  factores que pudieron  influir para la situación que enfrenta la institución  de cero deserción y mínimas bajas temporales en el CCH, son los apoyos para la conectividad que tuvieron los alumnos por parte de la Universidad, como los Centros de Acceso PC Puma, préstamos de tabletas electrónicas con conexión a internet, así como el  esfuerzo de los padres de familia para comprarles los recursos tecnológicos necesarios para seguir con su educación a distancia.

En CCH hubo un aumentó a su ingreso de 18 mil a 19 mil estudiantes para este ciclo escolar.

Incluso, destacó el acceso a internet que se tiene en la zona metropolitana Del Valle de México donde están ubicados sus cinco planteles a diferencia del que se tiene en localidades rurales.

“Hay un factor más que hay que analizar y  es que, en este periodo de gobierno, la beca Benito Juárez se volvió universal  y los jóvenes del Colegio son  el grupo que más  ha aprovechado esta beca, tenemos en promedio  95 por ciento de alumnos  que están becados y eso  también influye”, indicó.

Por otro lado, sobre el regreso a clases presenciales, el doctor enfatizó que no habrá retorno a las aulas hasta que el semáforo esté en color verde, según el protocolo que tienen establecido en la institución.

“Lo que hemos proyectado es que si hubiera un regreso paulatino tendría que ser con un 30%  de nuestra población, de acuerdo a nuestro protocolo sanitario ya aprobado por nuestras autoridades centrales, pero eso tendríamos que verlo en el proceso”, dijo.

Señaló que esta medida es debido al grupo de edades de profesores que aproximadamente están distribuidos en tres grandes grupos, cerca de 40 años, 60 años y 65 y más.

“Nuestra posición es preservar la salud de todos los integrantes de nuestra comunidad que son sobre todo alumnos y alumnas,  profesores, profesoras y trabajadores administrativos, son nuestros tres sectores y nosotros estaríamos en principio en posición de  evitar   posibles contagios”, planteó.

AE