¿Cuál es el origen de los Reyes Magos y la tradición de los regalos?

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram
Como olvidar aquellos días en los que nos ilusionaba la llegada de los Reyes Magos, a quienes conocemos como Melchor, Gaspar y Baltasar, los encargados de dejar regalos y juguetes a los niños en México y otras partes del mundo, cada 6 de enero. Incluso, muchos lo celebran comiendo de manera un deliciosa y tradicional Rosca de Reyes justo en la fecha señalada; sin embargo, ¿sabes quiénes fueron y cuál fue su historia?

Historia de los Reyes Magos 

Según la Biblia, la historia de los Reyes Magos, se remonta al nacimiento de Jesús. La primera vez que se menciona a estos hombres fue en el Evangelio de San Mateo, Capítulo 2, Versículos 1 a 12, en el Nuevo Testamento.

En este pasaje se hace alusión a la existencia de magos que querían adorar al Niño Dios. Se cuenta la historia de que, después de que naciera el Mesías, unos magos, sin especificar el número de integrantes y sus nombres, fueron guiados por una estrella (conocida como la estrella de Belén) que los llevaría al pesebre elegido.

Incluso se cree que estos magos provenían de diferentes zonas: Asia, África y Europa, pero esto sólo intenta representar y unir las tres razas y continentes que se conocían en aquella época, puesto que en la actualidad los historiadores declaran que probablemente provenían de una zona que ahora es Andalucía.

Antes de llegar a su destino, en el versículo señalan que visitaron al rey Herodes en Jerusalén y le preguntaron por el niño. Este último les informó que debió nacer en Belén, sin embargo, el monarca les pidió que cuando regresaran del viaje les diera la ubicación exacta del lugar donde María dio a luz, para que él también pudiera adorarlo. 

Tras abandonar el palacio fueron guiados por la estrella y los magos encontraron al Niño Dios en un establo en Belén, junto a María y José. Ahí se postraron ante él y entregaron como regalo: oro, el metal de los reyes; incienso, la ofrenda de los dioses; y mirra, como anuncio de sus futuros padecimientos.

Cabe señalar que, luego de finalizar su visita los magos fueron advertidos por un ángel de que no volvieran al palacio del rey Herodes, ya que este sólo quería acabar con la vida del niño, por lo que regresaron a sus hogares sin pasar por la ciudad de Jerusalén.

Nombre de los Reyes

Al escritor y teólogo del siglo III Orígenes, un importante teólogo cristiano, se le adjudica  la responsabilidad de proponer que fueran tres magos, esto en relación a los obsequios que recibió Jesús al nacer. 

Desde comienzos del siglo II, a los tres magos se les representaba sólo como nobles persas, tal y como se puede atestiguar en las pinturas de las catacumbas de Santa Priscila. Posteriormente, se les comenzó a presentar como reyes en el arte a partir del siglo VIII. 

En ese mismo siglo, los Reyes Magos recibieron los nombres de Bithisarea, Melchior y Gathaspa hasta derivar en los actuales Baltasar, Melchor y Gaspar. De hecho, en la Edad Media fueron venerados como santos.

A lo largo del tiempo se han representado a tres Reyes Magos con los nombres de:

Melchor: Éste es representado por un anciano con barba blanca quien llevaba como obsequio el oro, representando con ello la naturaleza real.

Gaspar: Un joven rubio que en sus manos llevaba incienso, representando gloria, alabanza y poder.

Baltasar: Un hombre de raza negra, quien llevó de regalo mirra como símbolo de naturaleza humana.

Origen de la tradición 

Si bien en el Evangelio de San Mateo no se especifica el número de magos, ni sus nombres, entonces ¿de dónde surgió la tradición de los Reyes Magos? 

Después de que se les comenzó a presentar como reyes en el arte a partir del siglo VIII, tuvieron que pasar varios siglos más para que la tradición de los Reyes Magos fuera como la que conocemos ahora. 

Esto sucedió durante el siglo XIX, cuando, en España, se convirtió la noche anterior a la Epifanía en Noche de Reyes. Esto consistía en que a la mañana siguiente, los niños encontraban obsequios en el conocido Día de Reyes. La celebración se extendió hasta llegar a México a partir de la segunda mitad del siglo XIX.

¿Por qué magos?

En la antigüedad, la palabra “mago” hacía referencia a los “sabios”, hombres de gran conocimiento en diversas artes. 

Incluso se dice que, cuando se menciona la aparición de una estrella que los guía hasta el lugar de nacimiento de Jesús, posiblemente se refiera a que los sabios tenían amplios conocimientos en astrología, por lo que se guiaron por las estrellas para dar con el sitio correcto. 

También indican que es muy probable que viajaran desde sitios como Arabia, Mesopotamia o el este de Palestina hasta Belén. 

Te puede interesar: ¿Dónde comprar la mejor Rosca de Reyes?

AE