¿Naciste entre 1970 y 1989? Necesitas refuerzo de vacuna de sarampión

Luego de que en Estados Unidos se registra 700 brotes de sarampión y México presenta un creciente número de casos, las personas en el país que nacieron entre 1970 y 1989 necesitarán de un refuerzo de vacuna para evitar más contagios. 

Desde hace 14 años, México no padecía un brote tan alarmante como el que actualmente se vive la Ciudad de México, donde, hasta el pasado 21 de marzo, se reportan 46 casos de y uno más en el Estado de México -que se contagió en la capital-. En 2006 el máximo fue de 23 casos reportados a nivel nacional.

En México, la última epidemia de sarampión ocurrió entre 1989 y 1990, con 89 mil 163 casos regitrados; el último caso autóctono ocurrió en 1995.

De acuerdo con Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud, actualmente  los casos registrados en el país son de personas que van desde los nueve meses hasta 46 años de edad, por lo que las autoridades han implementado programas de vigilancia y prevención para dar una respuesta inmediata si se propaga este virus.

Hasta ahora, los casos confirmados residen en las alcaldías de Gustavo A. Madero, Álvaro Obregón, Coyoacán, Xochimilco, Benito Juárez y en Miguel Hidalgo.

En Estados Unidos, aunque se desconoce cómo regresó la enfermedad que habían erradicado en el 2000, las autoridades sanitarias especulan que se debe al flujo migratorio. 

La visita de miles de turistas o residentes de países como Rusia, Filipinas y Francia, han generado brotes de esta enfermedad en otros países. En EU, el sarampión se concentró en Nueva York, pero se ha dispersado en al menos 22 estados.

Otra de los factores por el que se ha propagado el contagio es la negativa de los padres de vacunar a sus hijos, por la creencia de que  las vacunas sólo benefician a las farmacéuticas y exponen a sus hijos a alergias o enfermedades autoinmunes, situación que ha sido desestimada por los especialistas. 

Este virus se propaga de forma rápida e incontrolable, por lo que un niño que padece sarampión puede infectar a otros nueve o 10 que no estén vacunados.

Sus principales síntomas son tos seca, catarro, fiebre por encima de los 39 grados, pérdida del apetito, conjuntivitis y manchas rojas en la piel.

Compartir

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Artículos relacionados