Se querían emborrachar y mueren por tomar gel antibacterial con refresco

Tres reos del penal de San Miguel, Puebla, murieron por ingerir gel antibacterial mezclado con refresco, como si se tratara de una bebida alcohólica, confirmó la Secretaría de Gobernación del estado.

Este no es el primer caso de muertes en una cárcel del país, por esta situación; en mayo pasado, dos reos del Reclusorio Varonil Norte ingirieron dicha sustancia.

Te puede interesar: Mueren reos en el Reclusorio Norte por ingerir gel antibacterial

David Méndez Márquez, secretario de Gobernación estatal, detalló que fueron cuatro los internos que resultaron intoxicados por beber el gel antibacterial, pero solo uno logró sobrevivir al intento de “borrachera”  tras recibir atención médica; actualmente se encuentra hospitalizado.

De acuerdo con el reo sobreviviente, los internos ingirieron el gel que les entregó la dirección del centro penitenciario para evitar los contagios de coronavirius, situación que les confirmó Méndez Márquez.

“En función de los comentarios de algunos de ellos, tomaron la determinación de ingerirlo en una lógica no contemplando el daño que pudiera hacer, sino en una lógica de ingerir alcohol y eso fue lo que derivó en su intoxicación y su posterior fallecimiento”, dijo el funcionario.

Según la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Puebla es el estado con mayor número de contagios entre la población penitenciaria.

mueren tomar gel antibacterial refresco cárcel Puebla reos emborrachar

¿Por qué es peligroso el gel antibacterial?

Este producto, que se ha vuelto indispensable en el día a día de las personas  para desinfectar las manos durante la pandemia por Covid-19, contiene en promedio un 70% de etanol, que es lo mismo que alcohol etílico.

Especialista señalan, que, por ejemplo, un envase de 59 mililitros de gel antibacterial puede contener en promedio 70 grados de alcohol etílico

Por eso, ingerir una gran cantidad de este químico afecta el sistema nervioso, respiratorio y la función cardiaca. Además, puede conllevar a la pérdida de consciencia y, en el peor de los casos, a la muerte por depresión respiratoria.

ic

Compartir

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Artículos relacionados