Muere una familia completa en México por Covid-19

El médico José de Jesús Vidal,  adscrito al departamento de Urgencias y Terapia Intensiva del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición, informó que desde que inició la pandemia del Covid-19 todos los casos que recibe son complicados.

Vidal contó sobre uno de los casos más delicados que fue el de una familia de cinco integrantes: padre, madre y tres hijos, quienes murieron por Covid-19 en el hospital.

«Vino el hijo primero. Contagió a sus papás, sus papás contagiaron a los otros dos hermanos y, como eran personas con riesgo por obesidad, diabetes e hipertensión, lamentable todos fallecieron.

«No había a quién darle informes, toda la familia había fallecido o estaba en terapia intensiva», relató el médico.

La pandemia del nuevo virus ha cambiado la vida de todos los médicos, y tienen que dividirla entre la laboral y la personal. 

Por la mañana recibe a los pacientes sospechosos en el área de urgencias y por la noche, atiende a quienes están en estado crítico y utilizan respiradores. 

“Chuy” como lo llaman sus seres queridos, señaló que además de ser leal a su profesión y ver por la vida de los pacientes, recordó lo importante que es cuidar de sí mismo. 

«Al ser el primer contacto con los pacientes graves. Antes de ayudar, uno debe protegerse», dijo el médico.

Cada día José de Jesús realiza una rutina de desinfección, la cual comienza desde su casa al utilizar cloro para limpiar su ropa y utilizar cubrebocas al salir… hasta llegar hospital y colocarse el equipo. 

Vidal contó que en un día puede llegar a bañarse hasta tres veces y el equipo es distinto dependiendo del área médica.

En Urgencias utiliza, además del uniforme quirúrgico, cubrebocas y goggles, pero para la zona crítica son mascarillas N95, gorro, batas, cubre zapatos y dos pares de guantes.

En medio de la crisis sanitaria, Vidal busca darle una muerte digna a sus pacientes y manteniendo siempre informando a los familiares de los pacientes para que sepan cual es su estado real de salud. 

“Chuy” lleva dos meses de no ver a su familia, pero sabe que lo más importante es que ellos se mantengan resguardados en casa siguiendo las medidas sanitarias para evitar ser contagiados. 

«No será pronto que los vea», finalizó.

JVR

Compartir

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Artículos relacionados