Mandan en CDMX 39 cadáveres a fosa común por virus

En Ciudad de México cerca de 39 cadáveres han sido enviados a la fosa común, por sospecha de Covid-19 y sin que se les haya practicado necropsia, desde el inicio de la contingencia y hasta el 10 de junio.

Conforme al Protocolo de Manejo de Cadáveres publicado el 17 de abril, en el cual se señala que, se debe evitar al máximo la manipulación para evitar contagios.

«Para reducir el riesgo de infección en el personal de salud, así como en la población, se evitará todo procedimiento invasivo en las personas fallecidas, por lo que no se realizarán necropsias ni embalsamientos, salvo en los casos médico legales que la autoridad competente determine», señala el acuerdo, publicado en la Gaceta Oficial.

Mientras que a los cadáveres que no fueron identificadas, fueron enviados a la fosa común, no sin antes recabar todos los datos que podrían servir para su identificación posterior.

«Se están atendiendo puntualmente y los que se van a la fosa común efectivamente se llevan con todo el protocolo de identificación genética, fotografía, todo como se debe de llevar a cabo esta identificación sin ningún problema, así lo estamos llevando y es el reporte que tenemos por lo que hace al Incifo», señaló Rafael Guerra, presidente del Tribunal Superior de Justicia, en una mesa de trabajo con diputados del Congreso capitalino el 10 de junio.

A su vez, en otros 20 casos donde también se ha omitido el procedimiento de necropsia, los cuerpos han sido reconocidos y entregados a familiares.

Mientras que, hasta el miércoles, 10 cadáveres permanecían en el Instituto de Ciencias Forenses en espera de ser identificados y entregados en el menor tiempo posible.

«Todos estos, quiero decirles que son por cuestiones de la contingencia, sospechosos, otros confirmados de Covid-19. Sin embargo, se ha dado total y puntual atención a los cadáveres, sobre todo, no acumularse en el Incifo, aun cuando tenemos una capacidad aproximadamente de más de 250 planchas para recibir cadáveres. Entonces, no tenemos problema en este sentido, se están atendiendo puntualmente y los que se van a la fosa común, efectivamente, se llevan con todo el protocolo de identificación genética, fotografía, todos los protocolos como se debe de llevar a cabo esta identificación sin ningún problema», añadió Guerra.

Los cuerpos que fueron enviados a la fosa común, podrían ser de personas en situación de calle que contrajeron el virus.

Por ejemplo, el 19 de mayo trabajadores de limpieza realizaron labores de sanitización en la Calle República de Uruguay, en el Centro Histórico, luego que un hombre en situación vulnerable falleciera por sospecha de coronavirus.

Mientras que, el 30 de abril, paramédicos del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas trasladaron a un indigente, que dormía en un cajero en Tlalpan, a un nosocomio.

Lo anterior, tras una denuncia ciudadana en la que reportaban que el hombre presentaba dificultad para respirar y tos y era un probable portador del virus.

Los rescatistas tuvieron que llevarlo a distintos nosocomios hasta que fue aceptado para ingreso, y la sucursal bancaria, desinfectada.

Con información de Reforma

Compartir

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Artículos relacionados