Informe Exprés

Informe Exprés

Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Captura de “El Marro” da oxígeno a Durazo

La captura del líder del Cártel Santa Rosa de Lima, José Antonio Yépez Ortiz alias “El Marro”, la madrugada del domingo le dio oxígeno al titular de la Secretaría de Seguridad Ciudanana, Alfonso Durazo, para mantenerse en el gabinete de la 4T.

Tras el ultimátum que le puso el presidente Andrés Manuel López Obrador para que diera resultados o de lo contrario sería reemplazado, Durazo puso todas su fuerzas en la captura del líder del huachicoleo, y que sumió a Guanajuato en la violencia. 

Así, estuvo días y noches, incluso sin dormir o durmiendo poco, preparando el operativo con el que capturaron al “Marro”, pues sabía que una eventual fuga lo dejaría mal parado, no solo frente al mandatario, prensa y sociedad, sino ante los mandos militares de la Guardia Nacional.

Y, finalmente le llegó la bocanada de aire puro para mantenerse. 

Minera saldría de México por amenazas del sindicato de “Napito”

La Minera y Metalúrgica del Boleo y su mina El Boleo –ubicada en la comunidad de Santa Rosalía, Baja California Sur– están enfrentando grandes problemas, no solo por la crisis económica que trajo la pandemia de Covid-19, sino por las amenazas de huelga huelga que lanzó el sindicato minero que encabeza Napoleón Gómez Urrutia. 

Resulta que desde mayo pasado, el sindicato está negociando el contrato colectivo de trabajo y está exigiendo el 7 por ciento de aumento salarial, que de no cumplirse, amagó con irse a huelga, pero sin informar a los propios trabajadores, que dicen no conocer ni siquiera esa negociación que inició en mayo pasado.

La empresa, de capital coreano, está informando a los trabajadores de las acciones del sindicato y les dijo que ante las amenazas podría salir del país dejando sin trabajo a más de mil trabajadores. 

Incluso, dijo que no rechaza el aumento salarial, solo pide que sea escalonado y que en un inicio sea  del cuatro por ciento y en noviembre se aplique el tres por ciento restante.

Veremos si a Gómez Urrutia le interesan más sus amenazas que preservar las fuentes de empleo. 

Artículos relacionados