Interpone INE controversia por recorte presupuestal en 2022

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

El Instituto Nacional Electoral (INE) interpuso una controversia constitucional ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN)  contra el decreto de Presupuesto de Egresos de la Federación para  2022,  el cual incluye un recorte de cuatro mil 913 millones de pesos al presupuesto originalmente solicitado por el órgano electoral.

El documento expone que la autoridad electoral nacional solicitó a la Cámara de Diputados otorgar los recursos presupuestales suficientes para llevar a cabo un eventual ejercicio de revocación de mandato presidencial, sin que esto haya sido considerado.  

Te puede interesar: Avalan diputados PEF 2022 sin cambio alguno (Video)

“El recorte determinado por el Legislativo, que careció de motivación o justificación alguna en el decreto presupuestal, impide el ejercicio pleno de las atribuciones constitucionales a las que está obligada la autoridad electoral, en particular, la realización de un eventual proceso de Revocación de Mandato que, en caso de ser solicitado por la ciudadanía, requiere de 3,830 millones de pesos para llevarse a cabo, mismos que fueron solicitados presupuestalmente a la Cámara de Diputados”, argumentó el INE.

Entre acusaciones, se avaló el formato para la consulta para la revocación de mandato presidencial.

Mencionó que en la elaboración de su presupuesto para 2022, el INE incluyó un monto como presupuesto precautorio, tanto para la realización de una eventual revocación de mandato, como una nueva consulta popular, atendiendo a lo que la SCJN resolvió respecto de otra controversia constitucional que el mismo INE promovió sobre la convocatoria a la consulta popular que se realizó este 2021.

Te puede interesar: Agradece AMLO a diputados la aprobación del Presupuesto 2022

“Al no haber sido otorgados por el Legislativo los mencionados recursos y al haberse aplicado un recorte que excede en mucho la solicitud presupuestal formulada, el INE consideró procedente someter a consideración de la SCJN que ordene a la Cámara de Diputados proveer al Instituto de los recursos necesarios para organizar, eventualmente, la revocación de mandato, cumpliendo todos los principios y reglas a que está obligado. Al no contar con dicho presupuesto, el Instituto no está en condiciones de cumplir sus funciones tal y como lo mandata la Constitución y la ley, además de que se violan sus garantías institucionales otorgadas por la Constitución y, con ello, el ejercicio de los derechos humanos político-electorales de la ciudadanía”, mencionó.

El Consejo general del INE decidió dejar fuera de cualquier candidatura a todo aquel que deba la pensión alimentaria y a los acosadores sexuales.

El INE reiteró que tiene toda la disposición y cuenta con toda la experiencia necesaria para llevar a cabo el ejercicio de revocación de mandato, y manifestó su confianza en las instituciones de justicia de este país.

También subrayó que, para el cabal cumplimiento de sus obligaciones constitucionales, el INE debe contar con suficiencia presupuestaria que garantice los principios constitucionales de legalidad y certeza.

JGR