Familias mexicanas ven difícil comprar comida, ahorrar y viajar

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

El nuevo coronavirus COVID-19 ha generado una crisis económica a nivel mundial, y en el país no fue la excepción, pues las familias mexicanas ven difícil la posibilidad de adquirir bienes básicos, ahorrar o salir de vacaciones, de acuerdo con datos del Inegi y el Banco de México.

Según el reporte mensual del Indicador de Confianza del Consumidor, en abril se dio la peor caída.

El indicador tuvo un retroceso de 9.9 unidades y de manera anualizada fue de 13.3 puntos. Se trata del mayor desplome desde que inició su registro en abril de 2001. 

El indicador, que mide la percepción de la coyuntura económica actual y futura de los miembros del hogar y del país reportó datos negativos en todos sus rubros. 

El dato que registró el mayor deterioro es el de las posibilidades actuales de comprar ropa, zapatos y alimentos, el cual se contrajo 16.3 puntos en abril de 2020 respecto al mismo periodo del año pasado. 

Le siguieron en orden de importancia, las posibilidades actuales de ahorrar, con disminución de 14.1; las posibilidades económicas de vacacionar de los miembros del hogar, con -13.5, así como la percepción de la situación del empleo en los próximos 12 meses, con -11.1. 

“Como era de esperarse, la pandemia y su subsecuente afectación en la actividad económica tuvieron un fuerte impacto en la confianza de los consumidores, llevando este indicador a su nivel más bajo desde febrero de 2017, justo después de la liberalización de los precios de los energéticos”, comentó Juan Carlos Alderete, economista de Banorte.

Por si te interesa: Covid-19: Banxico prevé pérdida de 1.4 millones de empleos

Esto es consistente con los datos observados en el mercado laboral, los cuales muestran pérdidas de empleo formal en abril, así como menores ingresos, impactando el poder de compra, agregó. 

Entre los cinco componentes de la Confianza del Consumidor, la percepción de la situación económica actual del hogar comparada con la de hace un año y la que tendrá dentro de 12 meses, cayeron 14.0 y 9.9 unidades cada una. 

El Inegi diseñó una encuesta telefónica sobre Confianza del Consumidor, ante la dificultad de hacerlo cara a cara. Si bien, estos datos no son estrictamente comparables a los presentados en la serie histórica, el instituto informó que pueden ser utilizados como referencia. 

Alderete dijo que aunque los datos de mayo también provendrán de un ejercicio telefónico, los niveles de la confianza seguirán deprimidos, incluso sin descartar un deterioro adicional. 

Con información de El Universal

JRA