El compromiso de la 4T es que habrá agua en La Laguna a mediano plazo

Tras haberse declarado desierta dos veces la licitación para el proyecto ejecutivo de la obra para dotar para la comarca lagunera, el presidente Andrés Manuel López Obrador comprometió una inversión federal para concluir este proyecto antes de que concluya esta administración.


El compromiso es que va a haber agua, que el gobierno federal va a hacer lo conducente para haya agua de buena calidad y se distribuya equitativamente en la zona metropolitana que conforman Torreón, Gómez Palacio y Lerdo. Es un proyecto integral.

Durante la conferencia de prensa matutina en Torreón, Coahuila, dijo López Obrador que tendría un acuerdo con técnicos, empresarios y los gobernadores de Coahuila y Durango para hacer una evaluación del proyecto para ponerlo en marcha luego de la firma del convenio.


“Vamos a cumplir el compromiso, los compromisos se cumplen. Estoy acostumbrado a eso, siempre he cumplido todos mis compromisos. Cuando tomé posesión de la Presidencia el 1º de diciembre del año pasado hice 100 compromisos y yo creo que ya llevó cumplidos como 80 y para el 1º de diciembre de este año van a estar los 100 cumplidos”.


Esto va a requerir primero del apoyo de agricultores, de empresarios, de ejidatarios, dijo, luego de manifestar su seguridad de que todos van a colaborar, porque en esto no puede haber mezquindad cuando se trata de que la gente pueda contar con agua sana, ya que se sabe que tradicionalmente se ha extraído del subsuelo y está contaminada de arsénico.


Los empresarios ya ofrecieron una cantidad de agua, informó el tabasqueño, igual los ejidatarios, con los que también se va a llegar a un acuerdo, porque no se trata de que haya agua sana para el abasto de la población y se deje sin la misma a los agricultores, quienes podrían buscar un sistema para su uso racional.


“Hay sistemas de riego modernos de bajo consumo de agua para la agricultura, para la ganadería, entonces estamos dispuestos nosotros a invertir en eso, además de toda la obra de infraestructura y de los derechos de agua. Vamos a trabajar en ese sentido”.


En este proyecto se hay una suma de voluntades de los gobernadores Miguel Riquelme Solís, de Coahuila y José Rosas Aispuro, de Durango, así como presidentes municipales, agricultores y empresarios, porque en el tema del agua hay consenso de todos, explicó el mandatario.

“Vamos con prioridades, primero lo más urgente, lo más necesario; vamos a aplicarnos en lo del agua. Y tenemos que empezar ya porque se tiene que terminar la obra, yo no puedo dejar obras inconclusas, no estoy iniciando nada, no estoy aceptando comenzar nada que no se vaya a terminar”, concluyó.


En el proyecto se van a invertir alrededor de diez mil millones de pesos, informó.

Compartir

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Artículos relacionados