¿Cubrebocas de tela contra el Covid? Preguntas y todo lo que debes saber su uso

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Con la apertura de distintos comercios, restaurantes, centros comerciales y diversos espacios públicos, las instrucciones de las autoridades en México han llamado a la población al uso del cubrebocas como una de las principales medidas de seguridad para protegerse de la pandemia del Covid-19.

Sin embargo, pese a que desde hace meses se sugiere como primordial su uso para prevenir más contagios, muchas personas aún tienen dudas sobre este producto, en especial sobre los tapabocas que están hechos con tela: ¿Se puede lavar? ¿Cada cuánto? ¿Cómo hacerlo? ¿Cuál es la manera correcta de retirarlo? ¿Dónde debo guardarlo?

Ante el debate mundial sobre si estas mascarillas son realmente efectivas para evitar la propagación del coronavirus SARS-CoV-2 o simplemente son inútiles, autoridades médicas y especialistas en el tema han señalado que la mejor forma para protegerse del virus es usar un tapabocas tradicional y, principalmente, procurar el distanciamiento social.

Los cubrebocas son una de las principales medidas de seguridad para protegerse del virus de Covid-19, pero ¿los de tela reamente funcionan?

Sin embargo, una investigación de la revista científica Annals of Internal Medicine respalda que los cubrebocas de tela simples, que se pueden coser o confeccionar con materiales domésticos, sí son útiles en la lucha contra el Covid-19. Mientras que científicos canadienses de la Universidad McMaster y el Hospital St. Joseph apuntan que estas mascarillas reducen la contaminación del aire y evitan que las gotas lleguen a las superficies; es decir, su uso es eficaz, pero sólo a la par del distanciamiento social, del lavado de manos y del uso de gel antibacterial , entre otras prácticas.

Especialistas agregan que si bien los cubrebocas de tela no detienen a los viriones aislados (las partículas víricas más pequeñas y morfológicamente completas e infecciosas del coronavirus), la mayor parte de la transmisión del coronavirus se produce a través de partículas más grandes y producto de secreciones (como aerosoles o gotas) mientras las personas hablan, comen, tosen o estornudan, por lo que algunos tipos de telas son efectivos. 

También lee: Cubrebocas antiviral, sin estudios suficientes para determinar eficacia contra Covid

Aun así, estos productos deben usarse con debida precaución ya que, según los investigadores, las capas son importantes, al igual que el material utilizado para su elaboración.

Los cubrebocas son una de las principales medidas de seguridad para protegerse del virus de Covid-19, pero ¿los de tela reamente funcionan?

Tipos de tela avalados para los cubrebocas

Los materiales de punto, como el que se usa en la confección de camisas, no son tan efectivos debido a que son elásticos y permiten que se abran pequeños agujeros en el tejido. Por ello, las telas tejidas se consideran más efectivas. 

Además, los cubrebocas deben permitir una respiración fácil y de buen tamaño para cubrir por completo la nariz y la boca.

Lavado de cubrebocas de tela

Los tapabocas de tela deben lavarse regularmente, después de cada uso. La recomendación es hacerlos diario a mano o en lavadora, preferentemente con jabón y agua caliente; deben estar secos por completo antes de usarse de nuevo.

En lavadora, puedes lavarlo incluso junto con tu ropa, con detergente estándar. A mano, deja tu cubrebocas de tela remojando en agua con cloro durante cinco minutos y luego enjuágalo bien; para su secado, puedes dejarlo directamente al sol o utilizar una secadora.

¿Cómo y dónde debo guardar mi cubrebocas?

Guárdalo en lugares frescos y secos; puedes colgarlo en un gancho junto a la puerta, así será más difícil que lo olvides al salir. Si requieres guardarlo mientras te trasladas, se recomienda llevarlo en bolsas herméticas (donde se guardan sándwiches) o envolverlo en papel de cocina; incluso puedes ponerlo sobre superficies mientras no lo utilices.

Recomendaciones generales

Asegúrate siempre que tu cubrebocas cubra la nariz y la boca; permanezca ajustado, tanto en el puente de la nariz como debajo de la barbilla y se ajuste a la cara, sin limitar la capacidad de respirar.

También evita tocar tu cubrebocas mientras lo usas, y si lo haces, lávate las manos; jamás lo coloques alrededor de tu cuello o sobre tu frente.

Temas relacionados: Cubrebocas se degradarán en ¡450 años!