Covid-19: Pruebas en México pueden dar «falsos negativos»

Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, reconoció que las pruebas para identificar el Covid-19 que se utilizan en México no son confiables, por lo que puede haber un alto porcentaje de «falsos negativos».

Esto quiere decir que le han dicho a pacientes que tienen coronavirus que no tienen la enfermedad, por lo que regresan a continuar con sus actividades habituales.

Debido a la poca confiabilidad de las pruebas, el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE) alertó a los Laboratorios Médicos Estatales que debían empezar a utilizar las «pruebas chinas» que arribaron a la República Mexicana el pasado 31 de marzo.

La doctora Gloria Molina, secretaria de Salud en Tamaulipas, pidió a López-Gatell explicar con claridad si se están cometiendo errores o si efectivamente la sensibilidad de las pruebas del Protocolo de Berlín es baja y por eso deben cambiarse.

«Efectivamente, estamos analizando las diferentes técnicas de laboratorio y también los protocolos abiertos, en particular el Protocolo de Berlín -dijo López-Gatell- los hemos comparado con los kits que compramos en China».

De acuerdo con la explicación que dio López-Gatell a los secretarios, en ese análisis encontraron mejor desempeño de las pruebas chinas que en las del Protocolo de Berlín. Lo cual –dijo- «nos ha inquietado».

Confirmó que ya lo explicaron a los 32 laboratorio estatales y a la Organización Panamericana de la Salud. Hizo énfasis en que las pruebas que la Secretaría de Salud federal decidió usar originalmente eran las recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Al corte del 11 de mayo de 2020, con el método utilizado hasta ahora para detectar Covid-19, en México hay 36,327 casos confirmados. Se ha «estudiado» a 135 mil 116 personas, de las cuales 77 mil 798, más de la mitad, han sido registrados como negativos.

México es de los países que menos pruebas ha hecho respecto al número de habitantes. Si además los resultados no son confiables, la información real sobre la magnitud del contagio en el país se reduce aún más.

Las pruebas «chinas» a las que se refiere López-Gatell y que empezarán a utilizar en México, llegaron al país el 31 de marzo. Fueron parte de una donación de equipo médico de la fundación JackMa, que incluye 50 mil kits.

Compartir

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Artículos relacionados