Colapsa calificación de OHL; Moody’s la degrada

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Ciudad de México.- La agencia calificadora Moody’s rebajó hoy la nota de solvencia y de deuda de OHL. La llevó a un nivel más bajo con la perspectiva de que ahí se mantendrá como reflejo del deterioro de la compañía, las “sombrías” perspectivas para 2016, su enorme deuda y su poco razonable dependencia de la concesión del cuestionado Circuito Exterior Mexiquense, cuestionada por graves señalamientos de corrupción.

Los ingresos de la empresa española cayeron en la división de construcción e ingeniería de OHL durante 2015, lo que llevó a la firma a niveles de apalancamiento que no pueden evitar la degradación declarada por la calificadora  Moody’s.

 “El endeudamiento financiero de OHL es demasiado elevado y eso hace insostenible el anterior rating” afirmaron fuentes de Moody’s.

Lo anterior ocurre en el marco de profundas investigaciones conducidas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) de México, que dirige Jaime González Aguadé, derivadas de indicios de graves manipulaciones y falseos de información a los inversionistas.

En días pasados, la filial de OHL en México, dirigida por un ex funcionario del gobierno del ex presidente Felipe Calderón, Sergio Hidalgo Monroy, desató una intensa campaña de ataques en las redes sociales contra empresarios a los que acusan de haber evidenciado el entramado de corrupción que envuelve sus operaciones.

Desde medios de comunicación de escasa circulación, pero controlados por el gobierno del Estado de México, se generaron informaciones calumniosas que fueron ferozmente retomadas por cuentas falsas de la red social Twitter para denostar a personajes que han llevado ante diversas autoridades denuncias sobre la manipulación contable observada en los resultados financieros presentados por OHL.

En tanto, el gobierno estatal del Estado de México no ha emitido posición alguna sobre el escándalo y la caída en el valor de las acciones de OHL, concesionaria de carreteras en la entidad. De esas concesiones, según ha trascendido, se habrían beneficiado funcionarios públicos de la entidad gobernada por Eruviel Ávila.