Estas son las ventajas del cannabis en México a lo largo de la historia

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

El cannabis es una de las hierbas más arraigadas en la herbolaria mexicana, sin embargo, su historia comienza en nuestro país con la llegada de los europeos al nuevo mundo y su posterior introducción con los conquistadores españoles comandados por Hernán Cortés. 

Durante mucho tiempo se tuvo la idea que la marihuana era mesoamericana, pero realmente su origen es asiático y llegó a México con la llegada de Cristóbal Colón, que la traía en sus embarcaciones en cuerdas hechas de cáñamo.

Te puede interesar: EU: precedente para que México avance en regulación del Cannabis

Para el año 1772 se tienen registros del uso medicinal de esta planta, tal como lo refleja Juan de Estey­neffer en su tratado ‘Florilegio medicinal de todas las enfermedades’, en el que detalló que las semillas de cáñamo se usaban en horchata contra la gonorrea, o que las friegas y baños servían para regularizar el ciclo menstrual o para reducir la abundancia de la leche después del parto.

Cannabis: presente en corridos populares hasta remedio natural

Llegado el siglo XX el uso del enervante era popular. Para la Revolución Mexicana, se escuchaba cantar el famoso corrido de ‘La cucaracha’: “que ya no puede caminar, porque no tiene, porque le falta marihuana que fumar”.

Desde su llegada a México, el cannabis ha sido una arte fundamental de la cultura, la ciencia y el comercio en nuestro país.

Fue en 1920 cuando se prohibió la producción, comercialización y uso de la planta y se publicaron las disposiciones sobre el comercio y cultivo de productos que degeneran la raza.

Luis Astorga, en su libro ‘Drogas sin fronteras,, documenta que el Congreso estadounidense, aún en contra del consejo de la Asociación Médica Americana aprobó en 1937 la Ley del Impuesto sobre la Marihuana, haciéndola costosa y difícil de obtener. Como consecuencia y por presión estadounidense, también prohibió la marihuana en México.

En 1947 se decretó que el control de substancias pasaba a manos de la Procuraduría General de la República, además de que se elevaron las penas para los delitos contra la salud.

Comienza la discusión 

Ya en 1984, la Ley General de Salud en su artículo 235 estableció que se prohibía “la siembra, cultivo, cosecha, elaboración, preparación, acondicionamiento, adquisición, posesión, comercio, transporte en cualquier forma, prescripción médica, suministro, empleo, uso, consumo y, en general, todo acto relacionado con estupefacientes o con cualquier producto que los contenga”.

Desde su llegada a México, el cannabis ha sido una arte fundamental de la cultura, la ciencia y el comercio en nuestro país.

Diez años más tarde, en 1994, el Código Penal fue modificado y se aumentaron el número de años de pena sobre comercio, transporte, tráfico y suministro; así se disminuyeron las penas de siembra, cultivo y cosecha.

Te puede interesar: Pedirán a la Secretaría de Salud regule el uso terapéutico de la cannabis

El tema del uso medicinal de la cannabis, volvió a oídos de las autoridades en 2015 con el caso de la menor Graciela Elizalde, una pequeña diagnosticada con el síndrome de Lennox Gastaut.

Al no haber tratamientos para su enfermedad, un juez dio un amparo para que el padre de la niña pudiera importar el aceite de cannabis rico en cannabidiol (CBD) para su hija con el fin de tratar las más de 400 convulsiones que presentaba al día.

El 7 de enero de 2017, la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México modificó la Carta Magna con el fin de ampliar los derechos para el uso de la planta y sus derivados con fines terapéuticos.

El 29 de abril de 2017, la Cámara de Diputados aprobó el uso medicinal y científico del cannabis y sus derivados. Dos meses después, el 19 de junio de 2017, el Congreso Mexicano aprobó la nueva normativa que despenaliza el uso médico y científico de la marihuana.

Desde su llegada a México, el cannabis ha sido una arte fundamental de la cultura, la ciencia y el comercio en nuestro país.

El 10 de marzo de 2021, La Cámara de Diputados de México aprobó la ley que regula el consumo, el cultivo y el comercio de cannabis con fin lúdico en todo el territorio, algo que todavía es discutido en el Senado.

Cannabis: aceptada entre la población

Actualmente, existen asociaciones encargadas de asesorar a las personas interesadas en el consumo de cannabis para uso medicinal, a través de su red de abogados y doctores.

Sin duda, esta es una nueva etapa en la historia de esta planta, que desde hace siglos ha sido usada como un remedio para prevenir y curar enfermedades.

Para ello, la Secretaría de Salud elaboró el proyecto de Reglamento para la Producción, Investigación y Uso Medicinal de la Cannabis, el cual todavía tiene que ser aprobado por el titular del Ejecutivo Federal.

Esto asegurará el acceso de pacientes a medicamentos derivados de cannabis y otorgará al personal médico la facultad para prescribirlos.

En estos momentos la industria cannabica podría ser un trampolín para mejorar la economía nacional,  pues esta industria permitiría desarrollar sectores como el campo, textil, alimenticio. 

JGR