Buscan a marinos secuestrados por el CJNG

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Diversas células de elementos de la Secretaría de Marina-Armada de México (Semar), fueron desplazadas a diversos municipios conurbados de Guadalajara, Jalisco, para localizar con vida a los dos elementos de la institución que fueron levantados por sicarios del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) en el municipio de Zapopan.

Esto horas después de la detención de Rosalinda “G”, esposa de Nemesio Oceguera Cervantes, alias ‘El Mencho’, líder de la organización criminal.

Te puede interesar: Cae esposa del Mencho, líder del CJNG (Video)

El secuestro de los marinos ocurrió poco después de la detención de la esposa de 'El Mencho'.

Las investigaciones que se realizan sobre la desaparición de los elementos navales, apuntan directamente que los autores materiales del secuestro fueron Laisha Michelle Oseguera González, hija de Rosalinda y ‘El Mencho’,  y su pareja sentimental o novio, Christian Fernando Gutiérrez Ochoa, quienes están siendo localizados.

La información proporcionada por las fuentes de la Semar, señalan que la hija de ‘El Mencho’ y su novio dieron las órdenes a los sicarios del CJNG para que levantaran a los dos elementos que se encontraban en una unidad de Semar en el estacionamiento de un centro comercial, mientras esperaban a su compañero que bajó a comprar víveres.

El secuestro de los marinos ocurrió poco después de la detención de la esposa de 'El Mencho'.

Fuentes de la institución castrense, señalan que las células a bordo de unidades de aire y tierra, buscan a los elementos levantados, desde los primeros minutos que se reportó su desaparición.

Te puede interesar: Extradita Brasil al cuñado de ‘El Mencho’ a EU

Los dos marinos, estaban comisionados, como representantes de la Octava Zona Naval, con sede Puerto Vallarta, en una reunión ordinaria de grupos de coordinación jalisco que se celebraría en Zapopan, Jalisco, y no tenían nada que ver con la detención de Rosalinda “G”.

JGR