¿Fin de la historia? Así es como pueden anular un matrimonio eclesiástico

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Muchas parejas de enamorados buscan o anhelan enlazar su amor para toda la vida, pero en ocasiones el matrimonio por la iglesia no siempre termina en “hasta que la muerte los separe”, pues sus historias llegan a su fin por diferentes motivos y tiempos.

Sin embargo, son pocos los que buscan declarar nulo el matrimonio por la iglesia, pues sólo hacen el trámite de la disolución del vínculo matrimonial por el civil, por lo que te explicamos los pasos que debes seguir en caso de que busques separarte y comiences los trámites.

¿Cómo anular tu matrimonio por la iglesia?

Antes que nada, debes presentar un escrito petitorio, el cual debe ser breve, entre ocho a 10 páginas, a máquina o computadora, tamaño carta, perfectamente legibles y con márgenes.

Ojo, es importante numerar y firmar cada una de las hojas y poner la fecha en que fue redactado al final del escrito. 

Cabe mencionar que hay una guía para preparar la demanda de nulidad y el escrito petitorio debe ser entregado en original y una copia acompañado por los siguientes documentos:

  •  Acta del matrimonio eclesiástico.
  • Acta del bautismo de ambas partes actualizada con nota marginal. 
  • Acta del matrimonio civil. 
  • Acta o sentencia de divorcio civil. 
  • Escritos, cartas o documentos que puedan servir como prueba de la causa. No obstante, en caso de ser manuscritos, deben presentarse estos mismos, transcritos a máquina y legibles. 
  • Lista de cuatro testigos, nombres completos, direcciones exactas (incluyendo código postal), números telefónicos. 
  • Es importante señalar que los testigos deben ser personas que conozcan el caso, pueden ser familiares. Además, tienen que conocer la situación durante el noviazgo y en los primeros tiempos del matrimonio.
  •  Dos fotografías de los esposos, de preferencia del día de la boda, que no excedan el tamaño carta. 
  • Copia de identificación oficial y comprobante de domicilio. 

En el caso de no contar con algunos de estos documentos se podrán conseguir por medio de una carta expedida por el tribunal o del módulo de Asesoría de las Vicarías Episcopales. 

 En caso de que los contrayentes estén de acuerdo en la nulidad, el escrito debe de estar firmado por ambos. 

Te puede interesar: Se declaran iglesias católicas en crisis económica por pandemia de Covid-19

Muchas parejas de enamorados anhelan enlazar su amor, pero en ocasiones el matrimonio por la iglesia no siempre termina en "hasta que la muerte los separe".

¿En qué casos se puede anular el matrimonio?

Hay tres tipos de casos que la iglesia católica acepta finalizar un matrimonio por defecto y forma, nulidad celebrado con impedimento y nulidad con vicio de consentimiento.  Nulidad por defecto de forma.

Nulidad por defecto de forma 

Este se puede otorgar cuando el consentimiento no se manifestó en la manera que exige el derecho vigente de la Iglesia.

 Por tanto, la forma de dar el consentimiento matrimonial consiste en:

Otorgarlo ante un asistente que cuenta con ciertos requisitos (obispo diocesano o párroco dentro de su territorio; o bien, un sacerdote o diácono por ellos delegado). Ante dos testigos, otro supuesto de falta de forma canónica consiste en el matrimonio por procurador, el cual sería nulo si hubiera vicio del mandato. 

Muchas parejas de enamorados anhelan enlazar su amor, pero en ocasiones el matrimonio por la iglesia no siempre termina en "hasta que la muerte los separe".

Nulidad celebrado con impedimento 

En este punto se explica que los impedimentos y los cánones del Código de Derecho Canónico que los regulan son falta de edad canónica: 16 años hombre, 14 años mujer, impotencia antecedente y perpetua para realizar el acto conyugal, vínculo de matrimonio canónico anterior, disparidad de cultos (una parte es bautizada y la otra no).  

Orden sagrado, voto público y perpetuo de castidad, rapto, crimen (causar muerte del cónyuge de la persona con la cual se pretende contraer matrimonio o bien del propio cónyuge, o de ambos), consanguinidad, afinidad, pública honestidad y parentesco legal.  

Nulidad con vicio de consentimiento

Este punto se refiere a que el consentimiento para casarse no pudo ser dado de manera válida por la falta de uso de razón, grave defecto de discreción de juicio, es decir, se trata de una profunda y comprobada inmadurez de uno o ambos contrayentes, que les impide en la práctica entender las obligaciones y derechos esenciales del matrimonio.

Así como la  incapacidad de asumir las obligaciones esenciales del matrimonio, por una causa de naturaleza psíquica.

En México divorcios suben 57% y matrimonios caen 24% en última década

La tasa de divorcios se incrementó 57.26% mientras que la de matrimonios disminuyó 24.68% en la última década en México, de acuerdo con el último censo del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en 2020.

La institución reportó 160 mil 107 divorcios en 2019, un índice de 18.4 separaciones por cada 10 mil habitantes superior al 11.7 que registraba en 2010.

Con información de Milenio 

AE