AMLO pretende dar ‘golpe mortal’ a reforma energética de EPN

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Andrés Manuel López Obrador, envió este viernes al Congreso un proyecto de ley que busca otorgar a Petróleos Mexicanos (Pemex) un mayor control sobre los precios, la distribución, las importaciones y la comercialización del combustible. Con dicha iniciativa, el presidente de México pretende darle un golpe mortal a las reformas energéticas de Enrique Peña Nieto (EPN).

La propuesta modificaría la ley de hidrocarburos del país para permitir que la Secretaría de Energía suspenda los permisos “con el objetivo de garantizar los intereses de la nación”, según un borrador visto por Bloomberg News.

También permitiría a la petrolera estatal tomar el control de las instalaciones cuyos permisos habían sido suspendidos.

El proyecto de ley fue enviado a la dirección de la Cámara baja este viernes y será discutido en la cámara la próxima semana, dijo el portavoz del presidente, Jesús Ramírez, en una entrevista telefónica

Si se aprueba, la medida sería la mayor reversión hasta ahora de las reformas de hidrocarburos que terminaron con el monopolio petrolero del Estado en 2013 y 2014. Desde que asumió el cargo en 2018, el presidente ha estado tratando de reducir la apertura de la industria energética de México al sector privado. inversiones sectoriales.

También lee: Concede otro juez nueva orden para frenar reforma energética

Los tribunales han frustrado los intentos anteriores de López Obrador de restablecer el dominio del Estado en el mercado energético. A principios de este mes, un juez suspendió indefinidamente una ley que daría prioridad a las empresas estatales sobre las privadas en el mercado eléctrico.

El presidente dijo a principios de este mes que buscaría impulsar una reforma constitucional si sus esfuerzos se veían bloqueados.

La llegada de la competencia ha hecho que Pemex pierda una participación de mercado significativa, con empresas extranjeras importando más diésel que el gigante estatal por primera vez en junio del año pasado. Pemex también ha tenido problemas con la carga de su deuda y las caídas de producción a largo plazo.

Los portavoces de la Secretaría de Energía y Pemex no respondieron a las solicitudes de comentarios. La oficina del líder del Senado, Ricardo Monreal, dijo que no habían visto el proyecto de ley aún.

Con información de El Financiero