El tema del agua en frontera norte tiene trasfondo político: AMLO

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

José Vilchis Guerrero


El gobierno federal está haciendo una revisión del manejo de agua en la frontera norte, informó el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien recordó que se hace en temporada política y hay intereses creados en este tema.

Te podría interesar: Anuncia AMLO acuerdo para postergar pago de agua a EU


“Estamos llevando a cabo una revisión en el manejo del agua, estamos en eso, en situaciones complicadas porque hay muchos intereses creados sobre esto y estamos en plena temporada política electoral, de todas maneras vamos a procurar que nos alcance el agua actuando con justicia”, aseveró.

El tema del agua en frontera norte tiene trasfondo político: AMLO

En su conferencia matutina, López Obrador refirió que, como ocurrió en Tamaulipas, hay ocasiones en que la gente es llevada a eventos para aplaudirle al gobernador, pero dijo que a él lo respetan.

Te podría interesar: AMLO reitera su apoyo incondicional a CFE y Pemex

“La gente es buena y son pocos los malos de malolandia”, expresó con la singular ironía que lo caracteriza.

Escucha petición de gobernador sobre el agua

Reconoció que en Tamaulipas su intervención duró casi cuatro minutos porque son públicas y notorias sus diferencias con el gobernador panista Francisco Javier Cabeza de Vaca, a quien no dio respuesta inmediata a sus demandas de resolver el conflicto del agua en la frontera ni de aumentar recursos a la entidad.

García Cabeza de Vaca pidió la intervención del presidente para terminar con el conflicto del abasto de agua en la frontera norte y que puso en riesgo el cumplimiento de un tratado en la materia con Estados Unidos firmado en 1944.
Señaló que están atravesando por una situación de sequía en la entidad, y que aunque el año pasado en la zona del bajo Río Bravo recibieron 46% del agua que les correspondía para sus cultivos, ahora recibirían menos.

El gobernador tamaulipeco señaló a López Obrador que no se trata de trasladar de un estado a otro los problemas, que han sido prudentes y evitado a toda costa politizar el tema.

Sobre que se rompió el cerco de seguridad del evento de este fin de semana, el tabasqueño respondió que “no hace falta protección especial” y agradeció a la gente que lo cuide porque el que lucha por la justicia no tiene nada que temer.

Dijo que atenderá la demanda del gobernador de Tamaulipas y se encontrará la forma de atenderlo al tiempo que recordó que durante el periodo neoliberal se registró acaparamiento de agua.

JGR