5 Casas embrujadas en la CDMX

Recorridos culturales sobran en la capital, pero encontrar aquellos que ericen tu piel, es complicado. Desafortunadamente no podrás ingresar a cada uno de los lugares en esta lista; sin embargo, no está de más agregar un poco de adrenalina a tu día conociendo estas historias.

1. TÍA TOÑA

Entre los brazos de la tercera sección del Bosque de Chapultepec se encuentra una mansión, digna representante de la zona por su tamaño. Se dice que para llegar al lugar hay que sobrevivir a caminos olvidados por el bullicio de la ciudad, en donde ir solo no es una opción, pues han sido escenario de diversos crímenes.

Cuenta la leyenda que una mujer adinerada, de nombre Antonia, poseía una gran fortuna que utilizaba para albergar a niños de la calle. Un día la locura invadió su mente y terminó con la vida de los pequeños que habitaban la casa.

2. CASA MOIRA

Diversas generaciones la denominaron como la casa “más embrujada” de la ciudad que, tras el enigma de Marco, un niño que presenció a un ser ahorcado dentro de la habitación principal, regresó para morir de la misma forma.

Con el tiempo, la edificación se convirtió en el recinto ideal para sesiones espiritistas, acompañadas de visitas guiadas que aseguraron el no regreso de sus asistentes, siendo canceladas sin previo aviso.

3. CASA DE LAS BRUJAS EN LA ROMA

Bárbara Guerrero, mejor conocida como Pachita, fue la curandera más famosa del país. Se dice que en esta casa llevó a cabo diversas prácticas, abarcando desde remedios con hierbas, hasta operaciones sin anestesia.

Los gritos de sus pacientes resaltaban entre la penumbra que evitaba daños solares a los órganos “buenos” para las cirugías.

4. LA CASA NEGRA

Las noches son insufribles para cualquiera que intente pasar la noche ahí; ni los colores brillantes en los exteriores plasmados con graffiti evitan cortar la mala energía que se despide desde el interior.

Anteriormente perteneció a una familia adinerada que amaneció sin vida; tan enigmática su muerte como el repentino descenso de temperatura en las noches, aunado al golpeteo de puertas y ventanas sin razón aparente.

5. EDIFICIO INSURGENTES

Edificio Canadá, Condominio Insurgentes, como quiera que sea denominado lo reconocerás a kilómetros de distancia por su inigualable fachada.

En el pasado prometió lujo y albergue para familias enteras u oficinistas, terminando por ser la bóveda de locales clandestinos, drogas y prostitución.

Hoy en día, veladores evitan que aquellos no propietarios, ingresen a un lugar cuyos dueños deambulan entre las cortinas del anonimato.

Sin embargo, en los 90, previo al desalojo completo por aparentes daños en la estructura, corrió entre los pasillos el asesinato de un hombre al interior de uno de los despachos.

Compartir

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Artículos relacionados