Vinculan a Lozoya por Lavado de dinero, pero no pisará la cárcel

El juez José Artemio Zúñiga Mendoza, del Reclusorio Norte, decidió vincular a proceso al exdirector de Pemex Emilio Lozoya, por su presunta participación en lavado de dinero por la compra de la empresa de fertilizantes Agronitrogenados, sin embargo evitó la prisión preventiva por este caso.

Durante la audiencia inicial, el juez determinó que hay indicios suficientes para vincular a proceso al exfuncionario por el delito de lavado de dinero, y que estos apuntan a que adquirió una residencia con recursos provenientes de una actividad ilícita, es decir de sobornos pagados por Altos Hornos de México, quien se convertiría en contratista de Pemex.

Uno de los delitos marca el recibimiento de 34 millones de pesos por parte de Altos Hornos de México, para adquirir la empresa que estaba declarada como chatarra.

Emilio Lozoya respondió ser inocente de los cargos que se le imputan, pero su defensa sostuvo que fue utilizado por un “aparato organizado de poder” para cometer actos delictivos descritos por los fiscales.

Por el momento, la defensa del exfuncionario federal decidió no presentar en este momento pruebas para combatir los señalamientos de la Fiscalía General de la República. 

Sin embargo, confirmó que Lozoya denunciará al llamado “aparato de poder y a sus integrantes”, con lo que buscará obtener “un criterio de oportunidad de parte de la FGR”, es decir, volverse testigo colaborador en el caso. 

“Demostraré que no soy responsable ni culpable de los delitos que se me imputan”, dijo Lozoya al juez.

Te puede interesar: Recuerdan cuando Isabel Arvide, la nueva cónsul en Estambul llamó a Sasha Motenegro “encueratriz venida a menos”

Pese a la decisión de no imponerle prisión preventiva, Lozoya aún no puede recuperar su libertad, pues sigue en calidad de detenido por el caso Odebrecht, a la espera de la audiencia inicial por ese caso este miércoles 29 de junio.

Aunque solicitó la vinculación a proceso por lavado de dinero, la Fiscalía no pidió prisión preventiva para Emilio Lozoya, y consideró que por su estado de salud, la medida debía ser un brazalete electrónico y retirarle pasaporte y visa.

El juez aceptó la colocación del brazalete electrónico para que esté monitoreado y retirarle documentos de viaje. Una vez que sea dado de alta del hospital, Emilio Lozoya podrá trasladarse a otro sitio pero deberá estar siempre localizable. El juez también impuso que deberá acudir a firmar dos veces al mes al Reclusorio Norte.

También concedió un plazo de investigación complementaria de seis meses, a petición de la FGR y con el aval de la defensa de Lozoya, para continuar el rastreo en cuentas internacionales.

Lozoya aceptó ser extraditado a México con la promesa de colaborar con las autoridades mexicanas para evidenciar una presunta red de corrupción a nivel federal en el sexenio pasado.

De ese modo podría obtener beneficios que van desde un juicio corto y una pena reducida, o incluso una libertad anticipada.

Te puede interesar: Alienta Youtuber en Xalapa a no usar cubrebocas

JVR

Compartir

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Artículos relacionados