Variante detectada en Francia tiene “mutaciones sin precedentes”

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

A pesar de los grandes esfuerzos para vacunar a toda la población, los contagios siguen propagándose, sobre todo en Europa, región que se mantiene como foco rojo por un aumento exponencial de infecciones.

Las autoridades sanitarias están alertas ante la aparición de una nueva variante de Covid-19 detectada hace algunas semanas en la localidad de Bannalec, Francia.

De acuerdo con medios locales, la nueva variante fue nombrada como B.1.X o B.1.640 y hasta el momento se ha identificado en al menos 24 personas de una escuela de la región de Bretaña.

Por el momento se desconoce si esta nueva variante representa un riesgo mayor de contagio o representaría algunos otros problemas para la salud.

Autoridades de Francia aseguran que la situación se encuentra controlada y desde finales de octubre no se ha reportado otro caso de esta nueva variante; sin embargo, expertos mantienen vigilancia constante.

En Reino Unido también se han registrado algunos casos de esta variante y se mantienen en alerta para estudiar a detalle esta variante, incluso las autoridades han colocado a la B.1.640 como variante bajo supervisión.

De acuerdo con el profesor Cyrille Cohen, de la Universidad de Bar-Ilan, la variante francesa tiene algunos rasgos característicos que la alejan de otras variantes registradas en el mundo como la Delta.

En declaraciones recogidas por The Jerusalem Post, el experto indica que la nueva variante presenta mutaciones como una que provoca que la proteína del pico, responsable de la adherencia a la célula humana tiene algunas deleciones.

Por el momento no se sabe si las mutaciones harían más o menos contagiosa a esta variante.

También lee: Brindaría tercera dosis de Pfizer protección contra variante Delta