Trump cambia discusión del Covid-19 por juego de golf durante reunión del G-20

Trump cambia discusión del Covid-19 por juego de golf durante reunión del G-20

Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

El todavía presidente de Estados Unidos, Donald Trump, prefirió huir de la reunión virtual del Grupo de los 20 (G-20) en la que se trataría el tema del Covid-19 e irse a jugar golf, lo que provocó molestia entre otros mandatarios.

La reunión de las principales economías del mundo en Arabia Saudita iba a ser incómoda: primero, porque se trató de la primera nación árabe en asumir la presidencia de la cumbre, cargando con un signo de interrogación sobre ella después del asesinato del crítico del gobierno Jamal Khashoggi en 2018.

Te podría interesar: Gobiernos no deben imponer medidas autoritarias como el confinamiento: AMLO a miembros del G-20

El todavía presidente de Estados Unidos, Donald Trump, prefirió huir de la reunión virtual del Grupo de los 20 (G-20) en la que se trataría el tema del Covid-19 e irse a jugar golf

La transmisión en vivo capturó destellos de Vladimir Putin de Rusia llegando tarde, al español Pedro Sánchez y al francés Emmanuel Macron revisando sus celulares, y a Boris Johnson del Reino Unido luciendo despeinado y leyendo sus notas.

Sin embargo, lo que está en juego para el mundo no podría ser mayor, pues se vive la recesión más profunda desde la Gran Depresión con la cuál lidiar, y el doloroso recordatorio de que fue durante la crisis financiera de 2008 cuando el G-20 se hizo realidad. 

Además temas como la ecología, despreciado por Trump durante su mandato, así como la colaboración internacional para hallar y distribuir de forma equitativa la vacuna contra el Covid-19 fueron temas en la mesa de los principales líderes del mundo.

Algo contrario a lo dicho por Trump, quien en su turno de hablar el sábado, señaló que cualquier estadounidense que quiera vacunarse podrá hacerlo y no mencionó la posibilidad de compartir vacunas fabricadas en Estados Unidos con otras naciones.

Te podría interesar: G-20 a cumbre de emergencia por pandemia de Covid-19

Francia estaba entre un coro de países que pedían un progreso más rápido en la distribución de vacunas, particularmente cuando se trataba de las naciones más pobres. Es una práctica común que los líderes hagan que otros se pongan en su lugar, pero este G-20 llevó esa práctica a otro nivel.

Trump siempre ha jugado el comodín en tales eventos. La diferencia ahora es que sus compañeros lo consideran menos relevante después de haber perdido la reelección, incluso si se niega a aceptar los resultados de las elecciones.

La canciller alemana, Angela Merkel, quien cumple 15 años al frente del país más poderoso de Europa, descartó la batalla de Trump para permanecer en la Casa Blanca. Su ministro de Finanzas también criticó al decir que «un participante aprovechó la ocasión una vez más para hablar sobre su propia grandiosidad».

El todavía presidente de Estados Unidos, Donald Trump, prefirió huir de la reunión virtual del Grupo de los 20 (G-20) en la que se trataría el tema del Covid-19 e irse a jugar golf

El próximo año, la pelota pasará a Italia para el G-20 y al Reino Unido para el Grupo de los Siete y la conferencia climática de las Naciones Unidas, lo que endurecerá el debate sobre el calentamiento global. 

A su vez,  Wang Huiyao, asesor del gabinete de China, expresó que «con la salida de Trump, China y Estados Unidos podrían tener al menos algún lenguaje común sobre el multilateralismo, aunque su entendimiento no sea exactamente el mismo».

Dicen adiós a Trump

Los aliados occidentales de Estados Unidos están ansiosos por que Joe Biden llene el vacío dejado por Trump, recuperando parte del terreno que China ha tomado para jugar al campeón de la globalización. Merkel y Macron son muy conscientes de que Europa debe depender menos de Estados Unidos como policía global.

China plantea competencia, no solo económicamente, sino como líder en clima y ciencia. El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, pidió un rechazo a lo que llamó la «diplomacia más agresiva y coercitiva de Beijing».

Trump abandonó las reuniones temprano, pero también lo hicieron Xi Jinping de China y Jair Bolsonaro de Brasil. Fue una señal de los tiempos y posiblemente un sentimiento ampliamente compartido de solo querer pasar página este año.

JGR

Artículos relacionados