Tifón Haishen azota costas de Japón y Corea del Sur

Tifón Haishen azota costas de Japón y Corea del Sur

Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

El tifón dejó severos daños en las costas de Japón y Corea del Sur, donde se reportan severos daños materiales, así como un número indeterminado de muertos y heridos.

 La Administración Meteorológica de Corea precisó que el fenómeno pasó por el mar cercano a la ciudad costera de Sokcho, al noroeste de Seúl, después de golpear las regiones orientales y sureñas de la nación peninsular. 

Al menos 100 viviendas fueron destruidas o sufrieron inundaciones en Ulsan, Busan, Sokcho y Gangneung, mientras que decenas de automóviles resultaron afectados por el fenómeno.

Los trabajadores de emergencias trataban de retirar árboles derribados, así como los restos de señales de tráfico, edificios y otras estructuras que habían sufrido daños.

Al menos una persona estaba desaparecida tras verse arrastrada por las aguas en la población costera Samcheok, mientras que otra fue encontrada muerta en Busan, aunque la cifra de fallecidos podría aumentar en las próximas horas.

La tormenta también destruyó o hundió unos 80 barcos pesqueros y provocó paradas automáticas en las turbinas de dos reactores nucleares en la ciudad suroriental de Gyeongju. No se detectaron fugas de material radiactivo.

Por separado, medios japoneses indicaron que la la Agencia japonesa de Gestión de Incendios y Desastres colocó el saldo en Tokio de 38 heridos.

Además en Hiroshima y otras ciudades se decidió cerrar escuelas y grandes almacenes.

El portavoz del gobierno Yoshihide Suga indicó que cuatro desaparecidos, tres hombres y una mujer, se encontraban en un edificio de la localidad de Shiiba que albergaba una vivienda y una oficina de una empresa de construcción, el cual resultó destruido por un deslizamiento de terreno de la ladera de una montaña.

Las autoridades reportaron un fallecido hasta el momento en la localidad de Akute, aunque los equipos de rescate buscan a más desaparecidos.

Este lunes, el fenómeno perdió fuerza y sus vientos máximos sostenidos alcanzaban los 108 kilómetros por hora, por lo que se prevé que en las próximas horas quede degradado a tormenta tropical.

JGR

Artículos relacionados

hola