Soldados israelíes entran a la Franja de Gaza; van contra Hamás

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Soldados israelíes entraron a la Franja de Gaza en el marco de la operación militar en curso contra el movimiento islamista palestino Hamás, anunció el ejército el viernes.

“La aviación israelí y tropas en tierra realizan en la actualidad un ataque en la Franja de Gaza”, declaró el ejército en un breve mensaje. 

Interrogado por la AFP, el portavoz del ejército, Jonathan Conricus, confirmó que soldados israelíes entraron al enclave palestino, pero no precisó cuántos.

Ante la multiplicación de lanzamientos de cohetes por Hamás y la Yihad Islámica, el ejército israelí desplegó carros y otros vehículos blindados a lo largo de la barrera que separa Israel del enclave palestino de donde el ejército israelí se retiró unilateralmente en 2005.

“Estamos listos y seguiremos preparándonos para diferentes escenarios”, había declarado con anterioridad el portavoz del ejército, precisando que un invasión terrestre era “uno de los escenarios”.

El ministerio de Defensa dio luz verde al ejército para movilizar en caso necesario a miles de reservistas.

“Toda incursión terrestre en cualquier zona de la Franja de Gaza será la ocasión para aumentar el número de muertos y de presos en filas del enemigo”, advirtió el brazo armado de Hamas, que seguía lanzando en la noche proyectiles contra el sur de Israel limítrofe con Gaza.

Israel y las milicias de Gaza, entre la guerra y la contención 

El Ejército israelí y las milicias palestinas en la Franja de Gaza mantuvieron hoy, por cuarto día consecutivo, la escalada bélica que ha causado ya 111 muertos y que, mientras mediadores internacionales intentan detener, podría estallar en otra devastadora guerra si Israel aplica sus planes de una operación terrestre. 

Por la noche, tres cohetes lanzados desde Líbano hacia Israel, hasta el momento sin que se haya reivindicado la autoría, introdujeron otro factor impredecible a la tensa situación en la que las tropas israelíes ya están movilizadas en torno al enclave.

Tras una madrugada de incesantes disparos desde el enclave, la continuación de los ataques por parte de ambos bandos forzó hoy a las poblaciones de Gaza y de las comunidades israelíes colindantes a quedarse resguardadas. 

Las alarmas antiaéreas volvieron a sonar en la ciudad de Tel Aviv, que en esta escalada se ha convertido en objetivo recurrente de las milicias palestinas, y se activaron también en Eilat, en el extremo sur del país, cuyo aeropuerto se cerró por el lanzamiento de un misil. 

Fueron al menos 160 los proyectiles disparados hoy desde Gaza hacia territorio israelí, 30 de los cuales cayeron dentro del enclave. 

Estos disparos elevaron la cantidad total desde el inicio de la escalada a más de 1.750. De esa cifra, según el Ejército israelí 300 cayeron dentro de Gaza y cientos fueron interceptados por el sistema antimisiles Cúpula de Hierro. 

Israel, por su parte, bombardeó hoy sitios desde donde los cuales las milicias lanzaban cohetes, así como plantas de fabricación de cohetes en el centro del enclave. 

Soldados israelíes entran a la Franja de Gaza; van contra Hamás

Entre los objetivos atacados hoy, todos ellos presuntamente pertenecientes al movimiento islamista Hamás, se incluyeron también cuatro apartamentos utilizados por altos cargos del grupo para la planicación de operaciones, un cuartel de inteligencia y la residencia de un miliciano al que describieron como encargado de la unidad de drones del grupo.

Los incidentes de hoy causaron nuevas víctimas mortales en Gaza, donde según el Ministerio de Sanidad 103 personas han fallecido en los últimos cuatro días, incluyendo 27 niños y 11 mujeres. 

En Israel, las muertes se elevaron hoy a ocho tras el fallecimiento de una mujer de 87 años que se cayó y golpeó fatalmente la cabeza mientras corría hacia el refugio ante el sonido de las alarmas antiaéreas. 

En relación a esta posibilidad, un portavoz de las Brigadas al Qasam, brazo armado de Hamás, señaló hoy que “cualquier incursión terrestre en cualquier área de la Franja de Gaza será una oportunidad para aumentar la cantidad de enemigos muertos y capturados”. 

En paralelo con estas amenazas, por otra parte, Egipto, habitual mediador entre Israel y las milicias en Gaza, busca evitar una cuarta guerra en la zona. 

Con ese objetivo, envió una delegación hoy a Tel Aviv para intentar gestionar un alto al fuego, aunque fuentes egipcias reconocieron que las autoridades israelíes se mostraron “intransigentes” e insistieron en la necesidad de “una ofensiva para responder a los ataques de Hamás”.

La llegada de esta delegación sigue a la que ayer visitó la Franja de Gaza para debatir las condiciones de una tregua con representantes del movimiento islamista. 

Mientras tanto, la comunidad internacional, con Estados Unidos y las Naciones Unidas a la cabeza, sigue insistiendo en que las partes cesen las hostilidades.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, propuso hoy convocar una reunión urgente del Cuarteto de Oriente Medio (Rusia, Estados Unidos, ONU y la Unión Europea), no solo para intentar mediar sino también para reanudar el proceso de paz.

También lee: Bombardeos de Israel sobre la Franja de Gaza deja 20 muertos, entre ellos 9 niños