Seguidores de Trump cambian a Parler; Google advierte sobre contenido que “puede incitar a la violencia”

Seguidores de Trump cambian a Parler; Google advierte sobre contenido que “puede incitar a la violencia”

Compartir
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Después de que Twitter y Facebook decidieran cancelar permanentemente las cuentas de Donald Trump, los seguidores del presidente saliente de Estados Unidos cambiaron a la red social Parler, la cual fue rápidamente retirada de Google Play por generar contenido que puede incitar a la violencia.

Fue el viernes cuando ambas redes suspendieron las cuentas de Trump alegando temores de una mayor incitación a hechos violentos como los vistos en la sede del Congreso estadounidense esta semana.

Parler es una aplicación utilizada por grupos que siguen a personajes de extrema derecha cuyos comentarios son denunciados y eliminados en otras plataformas.

Al darse cuenta de la migración, Google anunció el viernes el retiro de la aplicación por la presencia de “contenido escandaloso” que podría incitar a la violencia. La suspensión regirá hasta que se imponga un sistema de moderación de contenidos.

“Estamos al tanto de las continuadas publicaciones en la app Parler que busca incitar a la violencia en curso en Estados Unidos”,  indicó Google. Y agregó: “Para distribuir una app por Google Play, requerimos que las apps implementen un robusto control contra contenido escandaloso”. 

Desde Google hicieron hincapié en la importancia de garantizar la “seguridad pública en curso” a la luz de la “amenaza urgente” que puede significar el contenido vertido en esas aplicaciones. 

También lee: Twitter suspende permanentemente cuenta de Trump

Por su parte, Apple advirtió a Parler que la aplicación podría ser eliminada de su tienda si no toma medidas para prevenir que sus usuarios planifiquen actividades violentas en su plataforma. 

Parler y otros sitios similares han sido escenarios de declaraciones racistas y antisemitas y atraen a grupos que han sido expulsados de otras plataformas por publicar mensajes de odio o promover violencia.

En su descripción, la empresa indica que “se basa en el respeto por la privacidad y los datos personales, la libertad de expresión, los mercados libres y la política corporativa ética y transparente”.

Los seguidores de Trump que apoyan su tesis de fraude electoral migraron a redes sociales alternativas que no filtran sus declaraciones infundadas. Dicho cambio favoreció a algunas plataformas como Parler, Newsmax y Rumble, que rechazan el enfoque de gigantes como Facebook y Twitter de etiquetar y limitar el alcance de las teorías de la conspiración.

Temas relacionados: La última semana de Trump en la Casa Blanca: últimos movimientos

Artículos relacionados