Saturan hospitales en California por brote de Covid-19 en BC

El número de personas que van desde México hacia EUA para recibir atención médica por Covid-19 ha abrumado a los hospitales en California 

Judy Cruz ha atendido durante 32 años el Regional Medical Center de El Centro. Jamás había experimentado algo parecido a esta pandemia, a pesar de ya haber tenido picos altos de hospitalizaciones por accidentes o gripe. 

«Somos un pequeño hospital diminuto, pero siempre hemos podido administrarlo, llamando al personal en sus días libres o transfiriendo a uno o dos pacientes al día a instalaciones más grandes», dijo la directora del departamento de emergencias.

El hospital cuenta con 20 camas de cuidados intensivos, mismas que se han visto abrumadas por residentes enfermos del Valle Imperial, estadounidenses y titulares de nacionalidad (conocidos como Green Cards),  que huyen de hospitales superpoblados de Mexicali, ciudad con 1.1 millones de habitantes ubicada del otro lado de la frontera. 

Te puede interesar: Da positivo a Covid 19 Zoé Robledo, director del IMSS

Con el objetivo de disminuir la presión, los condados de San Diego y Riverside comenzaron a aceptar transferencias en abril. 

Debido a la pandemia, California se vio obligada a alistar hospitales tan al norte como Santa Bárbara, San Francisco y Sacramento para que aceptaran pacientes. 

Durante la semana pasada, el hospital de El Centro, recibía un paciente cada dos o tres horas, que es una cantidad impresionantemente mayor en comparación con los 17 pacientes que eran trasladados cada mes, antes de la pandemia por Covid-19.

«Trabajamos duro para aplanar la curva en California», dijo la presidenta de la Asociación de Hospitales en California, Carmela Coyle. También hizo un llamamiento a todos los sistemas hospitales del estado pidiendo ayuda. 

«Ahora tenemos un aumento repentino en el Valle Imperial porque la situación es muy grave en Mexicali», continuó. 

Otras ciudades y áreas fronterizas también han estado experimentado olas de contagio, como el condado de San Diego, ciudades fronterizas de Arizona, los funcionarios de salud creen que está vinculado a los pacientes que vienen de Sonora.

«Nuestra sala de emergencias está acostumbrada a recibir pacientes de México por complicaciones como la cirugía bariátrica y la cirugía plástica, y la atención alternativa del cáncer, pero esta pandemia ha traído una dinámica completamente diferente», dijo Juan Tovar, médico ejecutivo de operaciones en el Hospital Scripps Mercy en Chula Vista.

«Estamos viendo pacientes con Covid que llegan a nuestra sala de emergencias y están muy enfermos, cuya enfermedad ha progresado a una etapa avanzada porque la atención no estaba disponible en Baja California», continuó. 

El presidente de Scripps Health, Chris van Gorder, un sistema de salud sin fines de lucro en San Diego, informó que entre el 24 y 30 de mayo la mitad de los pacientes que ingresaron habían estado recientemente en México, proporción que aumentó al 60 por ciento entre el 31 de mayo y el 2 de junio. 

Desde marzo Trump decidió cerrar la frontera para los solicitantes de asilo y otros migrantes,  permitiendo únicamente los viajes esenciales, aún así, muchos de los 275 mil estadounidenses y titulares de tarjetas verdes que viven en Baja California, como jubilados y adultos que trabajan, siguen viajando de ida y vuelta. 

«Me temo que no hay fronteras cuando se trata de una pandemia como esta», dijo Adolphe Edward, director ejecutivo del hospital El Centro. «Estamos juntos como una comunidad, ya sean estadounidenses, ciudadanos con doble nacionalidad o mexicanos».

Te puede interesar: Muere Sergio Anguiano Meléndez, alcalde de Coyotepec, por COVID 19

Un coronel retirado llamado Edward, ayudó a supervisar las operaciones médicas de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos en Irak, solicitó un equipo federal de asistencia por desastres para ayudar a hacer frente a la afluencia de pacientes, que rápidamente resultó abrumadora. 

«El estado tiene un promedio de 40 llamadas telefónicas para colocar a uno de estos pacientes COVID que lo necesitan, es decir, al menos 400 llamadas telefónicas diarias buscando un hospital receptor», apunta el correo electrónico.

El estado de Mexicali reportó 180 muertes el pasado 27 de mayo. el doble que en toda california. 

Diego Favila, jefe del Departamento de Bomberos de Calexico, dijo que los miembros de su equipo habían estado trabajando horas extras para mantenerse al día.

«Esta crisis de Covid está pasando factura emocional y físicamente, y no está disminuyendo», dijo.

PRE

Compartir

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Artículos relacionados