La “Puerta al Infierno” en Rusia no para de crecer

Al Cráter de Batagaika, situado en Siberia, se le conoce como la “Puerta del Infierno”. Es una estructura geológica que comenzó a crearse en los años 60 y sigue creciendo año tras año. Los científicos confirman que es imposible que se cierre de forma natural.

Fue en los años 60 cuando tuvo lugar una gran tasa del bosque. Esta rápida deforestación implicó que en los meses de verano el terreno dejó de estar protegido por la sombra de los árboles, haciendo que se hundiera. 

Este hundimiento de tierras empezó unos 25-30 años después y continúa hasta el día de hoy. 

El proceso de crecimiento se ha acelerado con el aumento de la temperatura que ha derretido el permafrost, haciendo que el suelo ceda. En 2008 hubo además unas fuertes inundaciones provocando que aumentará el tamaño de la depresión.

El calor asociado al cambio climático ha acelerado el deshielo del permafrost. El permafrost es la capa de terreno permanentemente congelada que se encuentra en regiones frías del planeta bajo el suelo activo que pisamos.

De este modo, el aumento de las temperaturas y la tala ha provocado que la pared del cráter haya crecido a un promedio de 10m por año en la última década. En años más cálidos, el crecimiento ha sido incluso de hasta 30 metros por año. 

Actualmente la «Puerta al infierno» mide 1km de largo, 800 metros de ancho y hasta 100 metros de profundidad y sigue creciendo. 

Te puede interesar: Inauguran museo de Godzilla con inquietante atracción

Un reciente estudio ha llegado a la conclusión de que su tamaño es tan importante que, aunque se lograra revertir el calentamiento global, sería imposible que el cráter se cerrará de forma natural. 

Los científicos aseguran que se trata de una ventana única al pasado, ya que aquí se encuentra un registro detallado de 200,000 años de historia del clima de la Tierra. Restos de árboles, polen y animales revelan que antiguamente la zona fue un bosque denso.

En su interior se han reportado extraños ruidos y se ha comprobado que se deben a fuertes desprendimientos de tierra.

Además dentro del gran agujero, paleontólogos han hallado restos de bisontes, mamuts, caballos, alces y renos de hace 4400 años. 

Sin embargo no es un caso único, ya que los científicos han encontrado otros cráteres a pocos cientos de kilómetros de distancia. 

Te puede interesar: Choca Manuel Andrade contra una embarazada y pobladores intentan lincharlo (VIDEO)

JVR

Compartir

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Artículos relacionados