¿Padeciste Covid-19? Así podrás mejorar el sabor de tu comida

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Uno de los síntomas del Covid-19 que deja secuelas más persistentes en quienes lo padecieron es la pérdida del gusto y el olfato.

Un estudio realizado por la Academia Americana de Neurología arrojó como resultado que esto puede durar hasta 5 meses después de la enfermedad.

Recuperarse del coronavirus puede ser difícil, más cuando no se puede oler ni saborear los alimentos como antes, y estos se distorsionan a sabores amargos y desagradables, provocando cambios en el apetito y la cantidad de comida consumida.

Es por esto que el Departamento de Salud de Reino Unido publicó varias recomendaciones para recuperar estos sentidos y mejorar el sabor de los alimentos mientras se está superando el Covid-19.

Así podrás mejorar el sabor de tu comida:

1) Preparar tus comidas favoritas para garantizar que comas.

2) Mantener tu boca limpia. Cepillar tus dientes entre 2 o 3 veces veces al día, (mañana y noche), tomar agua si sientes la boca seca. Los expertos recomiendan evitar enjuagues bucales a base de alcohol. 

3) Si los olores de la comida te desagradan cuando cocinas, consume alimentos fríos o calentados en el microondas.

Si padeciste Covid-19, así podrás mejorar el sabor de tu comida según recomendaciones publicadas por el Departamento de Salud de Reino Unido.

4) Si no hay problemas para tragar la comida, prueba diferentes sabores, texturas y temperaturas para saber cuál te parece más comestible.

“Puede encontrar sabores suaves como pollo simple, pescado, tofu y arroz que pueden ser más fáciles de comer, especialmente si todavía siente  náuseas o tiene el estómago revuelto. Los alimentos fríos o a temperatura ambiente también pueden ser más aceptables”

Especialistas de Reino Unido

5) Consumir proteínas como pescado, carne y huevo, pero si tienen un sabor amargo o metálico acompañarlos con adobos y sabores fuertes, como la mostaza.

Te podría interesar: Las razones para celebrar este 13 de abril el Día Internacional del Beso

6) Comer caramelos, chicles y mentas ayuda a refrescar la boca antes o después de comer. 

7) Cambiar los cubiertos de metal por unos de plástico o vidrio, para evitar sabor metálico en la comida. 

8) Agregar sabores dulces a lo que sepa amargo, como azúcar o miel. Y, escoger variedades bajas en sal si las normales saben muy salado.

JVA