Ordena Presidente de Filipinas matar a quien no cumpla la cuarentena

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

El Presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, ha ordenado a las fuerzas de la ley disparar e incluso matar a aquellos residentes que violen la cuarentena establecida por la pandemia de Covid-19. 

“No dudo. mis órdenes son para la policía y el ejército, si hay problemas o surge una situación en que la gente pelea y sus vidas están en peligro, disparen a matar” ordenó el mandatario durante un discurso televisado.  

“Muerto. A cambio de causar problemas, te enviaré a la tumba”, fue la amenaza de Duterte el mismo día en que protestantes de la barriada de San Roque, en Manila, se reunieron sin permiso ante la policía para exigir ayuda para salir adelante. 

La protesta se dio, debido a que gran parte del país, incluido Manila estableció medidas extremas ante la pandemia, incluido el confinamiento y muchos ciudadanos que viven al día no tienen forma de salir a trabajar para sobrevivir. La molestia de los residentes fue que el Gobierno de Filipinas les había prometido una ayuda financiera, sin embargo esta aún no ha llegado. 

El Presidente, durante la semana pasada informó que el Congreso les daría 200 mil millones de pesos (4,000 millones de dólares) al país para repartir entre 18 millones de hogares desfavorecidos, donde el 16 por ciento de la población vive bajo situación de pobreza. 

Sin embargo, la ayuda está bloqueada porque el gobierno todavía se encuentra elaborando la base de datos de los beneficiarios. 

“Solo espere la entrega incluso si se retrasa, llegará y no pasará hambre. No morirá de hambre”, aseguró Duterte. 

Finalmente debido a la tardanza de la ayuda, defensores de los Derechos Humanos a través de redes sociales denunciaron las palabras del mandatario, incluyendo la petición de su renuncia con el #OustDuterte (expulsar a Duterte).