OMS y su mal manejo de la pandemia a un año del inicio

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

A un año de que declaró la pandemia de Covid-19, la Organización Mundial de la Salud (OMS) actuó semanas después de resistirse a usar ese término y asegurando que todavía era posible contener el virus.

Un año más tarde, el organismo lucha por controlar los contagios mediante la ciencia, por persuadir a los países de que abandonen sus tendencias nacionalistas y por hacer llegar las vacunas donde son más necesitadas.

La OMS dio algunos costosos pasos en falso como recomendar no usar cubrebocas por meses y señaló que el virus no se esparcía por el aire.

Te puede interesar: Concluyen OMS y China que Covid-19 no salió de un laboratorio

También se abstuvo de criticar en público a ciertos países, sobre todo a China, por los errores que cometieron, mientras que en privado despotricaba contra ellos.

El respaldo del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, puede dar respiro a la OMS, pero el organismo sigue teniendo por delante una tarea monumental en sus esfuerzos por recuperar su autoridad moral en medio de una batalla por las vacunas que deja a miles de millones de personas sin inmunizar.

“La OMS se quedó un poco atrás, fue demasiado cautelosa en lugar de previsora”, expresó Luca Burci, exasesora legal de la entidad que ahora trabaja con el Instituto de Graduados de Ginebra. “En épocas de pánico, de crisis, tal vez sea mejor ser un poco más osados”.

La OMS hizo su primer llamado serio el 30 de enero de 2020, en que dijo que el brote era una emergencia internacional. Muchos países, sin embargo, ignoraron la advertencia.

La mayoría de las naciones tomaron medidas sólo después de que el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, declaró una pandemia el 11 de marzo, según los expertos. Pero ya era tarde y el virus había llegado a todos los continentes, con excepción de la Antártida.

Te puede interesar: Vacuna mexicana, efectiva para variantes de Covid

OMS y los cuestionamientos pendientes

Un año después, la OMS sigue generando cuestionamientos.

Una delegación encabezada por el organismo que visitó China en enero para investigar los orígenes del Covid-19 fue criticada por no descartar la teoría de que el virus pudo haber sido esparcido por pescados congelados contaminados.

Te puede interesar: México suma 194 mil 710 muertos por Covid

Algunos expertos dicen que la OMS está pagando un precio muy alto por sus pasos en falso y que sigue apostando demasiado a la ciencia en lugar de correr algunos riesgos calculados en beneficio de la gente.

La oms determinó que el virus causante del covid-19 ya se encontraba más extendido en 2019 de lo que se creía.

Ya sea en relación con estrategias como el uso de tapabocas o en torno a si el COVID-19 se propaga por el aire.

Apenas en junio, la OMS recomendó el uso permanente de tapabocas, mucho después de que lo hiciesen las autoridades sanitarias de numerosos países.

Ahora que hay varias vacunas, por otro lado, la OMS trata de hacerlas llegar a las naciones más pobres a través de una iniciativa llamada COVAX. El programa, sin embargo, cuenta con apenas una fracción de los 2 mil millones de dosis que espera distribuir para fin de año.

Algunos países llevan meses esperando por las vacunas y se muestran cada vez más impacientes, optando por firmar acuerdos privados para acceder más rápidamente a ellas.

Este año de pandemia estuvo marcado por graves errores cometidos por la oms, la cual dejó de hacer observaciones importante a los países para controlar al covid-19.

A lo largo de la pandemia, no obstante, la OMS se ha resistido reiteradamente a censurar a los países ricos por sus fallidos esfuerzos por contener el virus a pesar de no estar de acuerdo con la forma en que se manejaron.

Los funcionarios de la OMS destacaron que no les corresponde criticar a las naciones ni pueden darles órdenes.

JGR