El equilibrio entre la prevención y el temor a una recesión global

Ante la epidemia que está viviendo el mundo actualmente por el Covid-19, la Organización Mundial de la Salud (OMS) pidió a los gobiernos que tomen medidas más duras, para evitar la propagación de este. Sin embargo los economistas temen el impacto que se pueda tener de una recesión causada por el temor colectivo en la sociedad.

Hasta el momento, el número de infectados de Covid-19 no ha parado de crecer, por ahora, de acuerdo a cifras oficiales, 125 mil personas han sido víctimas de contagio. 

Por otro lado, los mercados mundiales ya manifiestan bajas en la economía, pues muchos de ellos registran sus peores resultados desde la crisis financiera del 2008.

Esta situación, ha paralizado a administraciones como las de Estados Unidos e Irán, ambas criticadas por la lentitud de su reacción ante el coronavirus. 

La OMS, después de elevar el Covid-19 de epidemia a pandemia este miércoles, pidió a todos los gobiernos “redoblar inmediatamente los esfuerzo”, debido a que muchos países se limitan por miedo a enfrentar una crisis económica.

De acuerdo con las cifras, el SARS, que en el año 2003 infectó a 8 mil personas, se calculó en 50 mil millones de dólares, las consecuencias de la expansión del Covid-19 originado en la ciudad china de Wuhan, así como el pánico que está generando su rápido contagio alrededor del mundo, ya ha provocado que la mayoría de expertos en economía den por hecho que lo único que se espera es una crisis económica. La duda para todos es, ¿Cuán grave será?.

Por el momento, las acciones de Wall Street, bolsa en Estados Unidos, se desplomaron y ha suspendido temporalmente algunas acciones para evitar las compras de pánico.

En México, el gobierno ha tomado las medidas de salubridad adecuadas, sin embargo no han optado por dimensionarlas, pues aseguran que no hay necesidad de tomar medidas extremas como cerrar fronteras o cancelar actividades.

El doctor Mauricio Rodríguez Álvarez, profesor de Virología de la UNAM, asegura que las medidas dispuestas por el gobierno hasta el momento (campaña pública sobre cómo evitar contagios, conferencias de prensa informativas con alta regularidad, kits disponibles en hospitales de todos los estados) coinciden con una situación de bajo número de infectados.

«Otras disposiciones como cierre de fronteras, prohibición de vuelos, etc., se toman cuando existen condiciones locales más drásticas, que todavía no es el caso. La gente piensa que el virus ya está circulando abiertamente en el país, pero no hay indicadores de eso», aseguró a este medio Rodríguez, quien de todas formas advierte que las medidas podrían endurecerse si los casos comienzan a aumentar en los próximos días.

«Creo que no va a ser un problema a nivel nacional», pronostica, «pero todo dependerá de cómo se desarrolle esta epidemia. Afortunadamente, creo que la crisis de la influenza en el 2009 nos ha dejado varias lecciones”, finalizó.

Compartir

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Artículos relacionados