Buscan revertir deportaciones de veteranos de guerra mexicanos y darles ciudadanía estadounidense

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

El gobierno de Joe Biden quiere rastrear e ir en busca de veteranos de guerra deportados como parte de un esfuerzo para entregarles beneficios por sus servicios al país, entre ellos acceso a la atención que brinda el Departamento de Asuntos de los Veteranos (VA) y a la ciudadanía.

El viernes el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) anunció que, junto a otros socios, lanzó un programa para identificar a los veteranos deportados a fin de garantizar que puedan obtener beneficios que perdieron tras ser expulsados.

Ante esto decenas de veteranos de guerra de Estados Unidos de origen mexicano que fueron deportados a Ciudad Juárez recuperan la esperanza de regresar al país al que sirvieron en el Ejército tras la promesa del gobierno estadounidense de revisar sus casos. 

Buscan revertir deportaciones de veteranos de guerra mexicanos y darles ciudadanía estadounidense

José Francisco López, director de Deported Veterans Support House (Casa de Apoyo a Veteranos Deportados) en este municipio fronterizo, narra que estuvo en 1968 en la guerra de Vietnam (1955-1975) y enfrentó los peligros de luchar defendiendo a esta potencia mundial

López fue deportado a México hace 18 años por un delito menor: “Yo consumía marihuana y después cocaína, en una ocasión que me dirigía a comprar droga, un policía fingió ser el vendedor y por ello me arrestaron y después me trajeron a México. Únicamente vine con una camisa y un pantalón”, dijo el veterano este viernes a Efe. 

Buscan revertir deportaciones de veteranos de guerra mexicanos y darles ciudadanía estadounidense

A partir de 1996, con los cambios en la Ley de Reforma de la Inmigración Ilegal y de Responsabilidad del Inmigrante (IIRIRA) – que modificó las leyes migratorias y eliminó importantes defensas contra la deportación- Estados Unidos comenzó a expulsar a veteranos de guerra que eran residentes legales y habían luchado en conflictos bélicos como Vietnam, las guerras del Golfo, Kosovo, Irak y Afganistán, entre otros. 

Una gran cantidad de los deportados, que llegaron a Estados Unidos de niños o muy jóvenes, tuvieron que abandonar a sus familias en Estados Unidos y regresar a un país que apenas conocían. 

Pero tras años de reclamos, ahora esta situación podría cambiar con el arribo de Joe Biden a la Casa Blanca, con una política migratoria menos restrictiva.

También lee: Informe de Estados Unidos admite no tener pruebas de vida extraterrestre