Estas son las causas de la crisis migratoria entre Polonia y Bielorrusia

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

La Unión Europea vive una crisis migratoria, pero ahora se ha suscitado en la frontera de Polonia y Bielorrusia, país al que se le culpa por la situación que se ha salido de control desde mediados de este año y que amenaza la vida de miles de migrantes.

En las últimas semanas han circulado imágenes de lo que se vive en la frontera de Polonia y Bielorrusia, donde migrantes, especialmente de Irak y Siria que buscan salir de sus países por la violencia que se vive, intentan ingresar a regiones de la Unión Europea para estar a salvo.

Estas son las causas de la crisis migratoria entre Polonia y Bielorrusia

¿Cuál es la situación en la frontera?

Varios miles de migrantes que querían entrar en la Unión Europea (UE) están bloqueados en los 400 kilómetros de frontera que comparten Bielorrusia y Polonia, 2,000 de ellos en un campamento improvisado frente al pueblo polaco de Kuznica.

En el grupo de migrantes hay mujeres y niños, que malviven en condiciones muy complicadas. Por la noche, las temperaturas bajan por debajo de 0º Celsius.

Estas son las causas de la crisis migratoria entre Polonia y Bielorrusia

Según las autoridades polacas, hubo grupos que intentaron el martes forzar el paso en diversos puntos de la frontera.

En las últimas semanas, al menos 10 personas han muerto, siete de ellas en territorio polaco, al intentar cruzar la frontera, según el diario Gazeta Wyborcza.

¿De dónde vienen los migrantes?

Son personas que han huido de los conflictos y la miseria en Oriente Medio y África.

Una gran parte de ellos son kurdos del norte de Irak. En los tres últimos meses, 1,600 personas llegaron a Bielorrusia procedentes del Kurdistán iraquí, gracias a un visado de turista, según la Asociación de refugiados del Kurdistán.

También hay sirios, que quieren dejar atrás un país arrasado por más de 10 años de guerra.

Estas son las causas de la crisis migratoria entre Polonia y Bielorrusia

Una polaca que está ayudando a los migrantes en el lugar aseguró a la AFP que en el grupo hay yemeníes, marfileños e incluso cubanos.

¿Por qué la UE acusa a Bielorrusia?

Bruselas acusa al presidente Alexander Lukashenko, que gobierna Bielorrusia con mano dura desde 1994, de haber organizado esta crisis migratoria para vengarse de las sanciones internacionales en su contra. Estas sanciones fueron impuestas tras su controvertida victoria en las urnas en 2020, que se vio seguida de multitudinarias manifestaciones que fueron violentamente reprimidas, sin embargo, Lukashenko lo niega.

Cabe mencionar que a finales de mayo, había advertido a los europeos que su país no frenaría más “los drogados y los migrantes” que se quieren dirigir a Europa.

Polonia acusa a Bielorrusia de otorgar visados de tránsito a los migrantes de varios países para dirigirlos a la frontera y de ayudarles incluso con herramientas para cortar la alambrada.

La situación recuerda a la vivida con Turquía, desde donde llegaron a Grecia en 2015 miles de migrantes. El presidente turco Recep Tayyip Erdogan también quiso jugar con el miedo europeo, a principios de 2020, cuando dejó pasar a miles de migrantes hacia la frontera griega.

¿Cómo reacciona Polonia?

Varsovia denuncia un “ataque” de Minsk y ha desplegado un importante dispositivo de 15,000 militares en la frontera.

También ha impuesto el estado de emergencia en la zona fronteriza y autorizó a los soldados a hacer retroceder a los migrantes.

Otra de las cuestiones importantes de esta crisis es la cooperación entre Polonia y la Unión Europea, cuyas relaciones son tensas. Bruselas ha mostrado últimamente su preocupación por la situación del Estado de derecho en este país miembro.

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, acudió este miércoles a Varsovia para reunirse con el primer ministro Mateusz Morawiecki.

¿Rusia es una solución o un problema?

Acusada por Polonia de orquestar esta crisis, Rusia ha optado por ahora por la discreción.

La UE y Alemania pidieron el miércoles al presidente ruso, Vladimir Putin, conscientes de su influencia en Bielorrusia, que intervenga para poner fin a esta crisis.

El régimen de Lukashenko, fragilizado por las sanciones, depende en gran parte del apoyo financiero, político y militar de Rusia.

Pero Putin, que se esfuerza desde hace meses en obtener de Alemania la puesta en marcha de un nuevo gasoducto, ha hecho oídos sordos y se ha limitado a pedir diálogo.

Las autoridades rusas también instaron a Europa a ayudar financieramente a Bielorrusia para que se pueda hacer cargo de los migrantes.

Te puede interesar Mueren 8 personas tras avalancha humana en Astroworld de Houston (Video)

LM