Confirman científicos que el SARS-CoV-2 viaja por el drenaje

Especialistas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) solicitaron a las autoridades contar con un sistema de vigilancia, revisión y monitoreo de aguas residuales, a fin de contar con información temprana sobre la presencia de patógenos como el SARS-CoV-2 en aguas residuales del país. 

Los expertos detallaron que esta red permitiría alertar de manera oportuna al sistema de salud y a la población sobre virus como el que origina la COVID-19

Ir al baño y tirar de la cadena en tiempos de coronavirus no es sólo lo que parece. Hoy se sabe que el SARS-CoV-2 no se excreta únicamente por las vías respiratorias, sino también por el tracto grastrointestinal, lo que convierte a las heces en una especie de vehículo de transmisión del virus que va a parar a las aguas residuales que circulan bajo las alcantarillas de las ciudades. 

De esta forma, un análisis de las muestras, algo que ya están haciendo muchas ciudades en España y que el Gobierno va a impulsar a nivel nacional, puede orientar sobre el punto en el que se encuentra la epidemia en una población concreta.

Con esta fórmula, investigadores de la Universidad de Barcelona afirman haber hallado restos de coronavirus en las aguas fecales de marzo de 2019, un año antes de que se declarara la pandemia.

El estudio está aún pendiente de revisión, pero este es uno más de los varios proyectos en marcha que ya han identificado material genético del virus.

En algunos casos incluso se han revelado muestras positivas en fechas anteriores a que llegara el pico epidémico y cuando el número de casos clínicos confirmados era bajo, señala el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), que ha recopilado la evidencia científica disponible.

Gloria Sánchez, que lidera al equipo de investigadores del Instituto de Agroquímica y Tecnología de Alimentos (IATA-CSIC), inmerso en varios de estos proyectos, explica que “el principal receptor del SARS-CoV-2, la proteína ACE2, está en las células gastrointestinales, no solo en las pulmonares, por lo que al replicar a nivel intestino, se excreta en las heces. Al hacer los análisis, lo que hemos visto es presencia genética del virus en diferentes niveles”.

Te puede interesar: Tendría CDMX semáforo verde la próxima semana

En el proyecto participan el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universitat de València. Pilar Domingo, del Instituto de Biología Integrativa de Sistemas (I2SysBio) y una de las investigadoras del equipo informó que los resultados preliminares de la investigación apuntan a presencia de ARN viral desde el 24 de febrero en Europa, lo que sugiere “fuertemente que el virus estaba siendo transmitido por la comunidad antes de lo que se creía anteriormente”.

Te puede interesar: Reportan 103 agresiones contra personal de la salud en dos meses

JVR

Compartir

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Artículos relacionados