Claman venganza contra clase política tras explosión en Beirut

La noticia de la exploción en Beirut conmocionó al mundo entero pues la catástrofe ha dejado miles de heridos y al menos 156 fallecidos.

Como consecuencia la tarde del pasado sábado miles de personas se reunieron en el centro de Beirut exigiendo justicia ante la devastadora explosión en el puerto de la capital libanesa.

Los manifestantes se presentaron en la plaza principal de la capital del Líbano colgando sogas en los cuellos las cuales simbólicamente pedían que los funcionarios sean ahorcados por la explosión que devastó gran parte de la capital.

Lo anterior debido a que la clase dirigente es responsabilizada por la corrupción, la incompetencia y la mala gestión que contribuyeron a la explosión del martes pasado.

En la tragedia también murieron 43 sirios, dijo la embajada del país en Beirut. Líbano es el hogar de alrededor de 1 millón de refugiados sirios.

La explosión se dio durante la peor crisis económica y financiera en décadas en el país, lo que vuelve mucho más difícil que muchos puedan reparar sus dañadas propiedades.

Documentos que se dieron a conocer tras la explosión muestran que durante años las autoridades advirtieron que la presencia de 2 mil 750 toneladas de nitrato de amonio en el puerto suponía un enorme peligro, pero nadie actuó para retirarlas.

Las autoridades se han estado culpando unos a otros desde la explosión, y 19 personas han sido detenidas, entre ellas los directores del puerto, de la agencia aduanera y quien se encontraba en el mismo puesto antiguamente.

Compartir

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Artículos relacionados