¿Animales con nuevas formas? Un efecto más del cambio climático

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

El cambio climático sigue afectando considerablemente a la fauna del planeta, a tal grado que esta vez los animales conocidos como endotermos, “animales de sangre caliente”, se están modificando físicamente para cambiar su forma y sobrevivir al calentamiento global.

Estás modificaciones o cambios los están realizando en sus picos, patas y orejas, aumentando su tamaño, lo cual les permite regular la temperatura corporal; estos datos son resultado de un estudio publicado en la revista Trends in Ecology and Evolution.

Te puede interesar: Aumentan desastres naturales; ¿la causa? el cambio climático

Razón por la cual, Sara Ryding, investigadora en la Universidad Deakin en Australia y autora del trabajo, invitó a la reflexión sobre el tema, puesto que muchas veces solo se centra la atención en el ser humano.

“Ya es hora de que reconozcamos que los animales también tienen que adaptarse a estos cambios, que además están ocurriendo en una escala de tiempo mucho más corta que nunca. El cambio climático, creado por nosotros, está ejerciendo mucha presión sobre ellos y, aunque algunas especies se adaptarán, otras no lo harán”, expresó.

¿Animales con nuevas formas? Un efecto más del cambio climático

La autora también señaló que estos cambios se están observando en varias especies que habitan alrededor del planeta, y que, una causa en común es el cambio climático, lo que está produciendo alteraciones de forma progresiva en los animales.

Entre los animales más afectados por el cambio climático, están las aves, entres estos: los loros australianos, quienes han presentado un aumento del 4 al 10 % en el tamaño del pico desde 1871; otra ave es el Cantor de América del Norte, mismo en el que el aumento del tamaño de su pico se relaciona con las temperaturas extremas.

Otro caso son los mamíferos, en los que los autores han encontrado cambios en las longitud de sus colas, mostrando un aumento en su tamaño, como en los ratones y en las colas y patas de las musarañas.

“Hasta ahora, los aumentos que hemos registrado son pequeños, de menos del 10 %, por lo que es poco probable que los cambios se manifiesten de inmediato”, explica la investigadora.

¿Animales con nuevas formas? Un efecto más del cambio climático

Otros de los cambios que se esperan observar, son en las orejas de los mamíferos; por el momento el estudio se centrará en las aves, mediante un escaneo en 3D de aves que se encuentren en museos, aves de los últimos cien años. 

“El cambio de forma no significa que los animales estén lidiando con el cambio climático y que todo esté ‘bien’, dice Ryding. “Simplemente significa que están evolucionando para sobrevivir, pero no estamos seguros de cuáles son las otras consecuencias ecológicas de estos cambios, ni de que todas las especies sean capaces de cambiar y sobrevivir”.

Te puede interesar: Este es el claro ejemplo de los efectos del cambio climático

AOP