‘Major’, el perrito de Joe Biden que de ser rescatado de un refugio, ahora vivirá en la Casa Blanca

‘Major’, el perrito de Joe Biden que de ser rescatado de un refugio, ahora vivirá en la Casa Blanca

Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Muchas cosas se esperan que cambien con el mandato de Joe Biden como nuevo presidente de los Estados Unidos. Una de las que ya es segura es que junto con el mandatario demócrata, los perros también regresarán a la Casa Blanca. Y entre ellos, uno procedente de un refugio.

Se trata de Major, un pastor alemán que la familia presidencial adoptó de un refugio de Delaware en 2018.

El presidente electo tiene otro perro de la misma raza, Champ, que compró en 2008 a un criador. El presidente Barack Obama prometió a sus hijas Malia y Sasha un cachorro si ganaba las elecciones de 2008, y Joe le hizo la misma promesa a su esposa Jill.

Champ, que fue bautizada por las nietas de los Biden, habitó en la residencia del Observatorio Naval de los Estados Unidos durante los dos mandatos de Biden como vicepresidente del mandato Obama.

En aquel momento, Biden recibió muchas críticas por haber recurrido a un criador comercial de gran volumen para comprar un cachorro. Diez años después, decidió adoptar su nueva mascota de la Delaware Humane Association.

Major llegó a este refugio junto con sus compañeros de camada, en un lamentable estados de salud. Inicialmente, los Biden acogieron a Major como un cachorro adoptivo de forma temporal, pero finalmente decidieron adoptarlo permanentemente. Sus hermanos también encontraron hogares.

Desde entonces, Major, junto a Champ, han hecho apariciones regulares en las redes sociales, particularmente en fotos de la esposa del presidente electo, Jill Biden. Hace unos días, Biden publicaba el mensaje ‘No hay días duros en el camino cuando tengo alguna motivación importante’, junto con un clip de Major lamiéndole la cara.

Ahora, estos dos pastores alemanes se convertirán en los inquilinos peludos de la Casa Blanca, tras cuatro años sin mascotas. Y es que Donald Trup ha sido el único presidente sin mascotas en muchos años.

El perro adoptado de Biden, Major, no será sin embargo el primer perro que llega de un refugio a la Casa Blanca. El perro preferido del presidente Lyndon B. Johnson, fue Yuki que fue encontrado por su hija en una gasolinera de Texas el Día de Acción de Gracias en 1966.

También la mascota de Bill Clinton, el famoso gatos blanco y negro llamado Socks, fue recogido de la calle por su hija Chelsie.

Tampoco será la primera vez que un presidente tiene dos perros. En los cuatro primeros años de la administración Obama también habitaron en la Casa Blanca dos mascotas, Bo y Sunny, perros de agua portugueses.

Te puede interesar: AMLO no felicitara a Biden hasta que las autoridades lo declaren Presidente de EU

JVR

Artículos relacionados

hola