Entre el regreso a clases y el home office…¿te suena?

Entre el regreso a clases y el home office…¿te suena?

Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

El ciclo escolar 2020-2021 ha sido totalmente diferente para miles de estudiantes de educación básica, pues toman clases desde casa, todo esto provocado por el confinamiento. Ahora en el hogar se combina el salón de clases y el home office.

Las medidas sanitarias para evitar propagación de contagio por Covid-19 también han dado como resultado que a las mamás se les sumen horas de trabajo no remunerado.

En México, las tareas domésticas, de cuidados y acompañamiento dentro de los hogares recaen de manera desproporcionada en las mujeres. 

Con hijos en nivel preescolar y primaria es necesario ayudarlos con el aprendizaje académico, ya que en casa se distraen constantemente y como consecuencia necesitan que se les expliquen de nuevo los temas y hasta ayudarlos a hacer las tareas, puntualizan algunas mamás.  

El confinamiento ha convertido la casa en un aula y en una oficina, donde los padres tienen que lidiar con el regreso a clases y el home office.

Preguntamos a varias mamás sobre este tema, y nos comentaron que es necesario ayudar a los hijos que cursan preescolar, primaria y secundaria, con las plataformas que se están utilizando para llevar a cabo sus actividades escolares. 

La problemática no termina ahí, pues es difícil explicar temas que algunas veces se desconocen por completo, la forma en que los hijos aprenden es diferente al método que llevaron los padres.

De acuerdo con cifras del Inegi (Instituto Nacional de Estadística y Geografía), la población femenina dedica cerca de tres veces más tiempo a las labores de limpieza, cuidado de los hijos o personas de la tercera edad.

El confinamiento ha convertido la casa en un aula y en una oficina, donde los padres tienen que lidiar con el regreso a clases y el home office.

En el mercado laboral formal, las mujeres representan cerca del 40% de las ocupaciones remuneradas totales. Además, la población femenina que trabaja fuera del hogar tiene ocupaciones más precarias; en México sólo 3 de cada 10 puestos de alto rango son ocupados por mujeres, según cifras de la ENOE (Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo).

El tiempo dedicado por las mujeres al trabajo del hogar, además de sus propias ocupaciones fuera de casa, asciende a 40 días al año en promedio, mientras que para los hombres se reduce a 16 días, de acuerdo con cifras del Coneval.

Así que las madres tendrán que seguir lidiando con las labores domésticas, el trabajo y las clases de sus hijos hasta que el país establezca el Semáforo de Salud en color verde, para que los estudiantes puedan regresar a las aulas. La mejor recomendación que se puede hacer a los padres de familia, en estos días de pandemia es la paciencia.

El confinamiento ha convertido la casa en un aula y en una oficina, donde los padres tienen que lidiar con el regreso a clases y el home office.

JRA

Artículos relacionados

hola