Científicos señalan que el Covid-19 es una ‘sindemia’ y no una pandemia

Científicos señalan que el Covid-19 es una ‘sindemia’ y no una pandemia

Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Fue en noviembre del 2019 cuando el coronavirus comenzó a tener presencia en el mundo, y con el paso del tiempo los científicos han determinado no solo las vías de contagio y prevención, también el comportamiento del virus. A casi un año de la pandemia, las acciones tomadas hasta ahora son estrategias limitadas para detener el avance de la enfermedad, por lo que no se descarta que se trate de una sindemia,

«Todas nuestras intervenciones se han centrado en cortar las vías de transmisión viral, para controlar la propagación del patógeno», de acuerdo a Richard Horton, editor de la revista The Lancet.

El propio Horton explica que el SARS-CoV-2, que provoca el coronavirus, trabaja también en un contexto social; es decir, que las zonas desprotegidas, vulnerables o con un alto índice de pobreza y que no pueden cumplir con los protocolos de sanidad.

De esta manera, el editor de la prestigiosa revista explicó que al Covid-19 se le debería considerar como una ‘sindemia’ y no como una ‘pandemia’ como tal.

Covid-19, pandemia, sindemia - Informe Confidencial

¿Qué diferencias hay entre una sindemia y una pandemia?

Una ‘sindemia’ es la conjunción de dos o más brotes de enfermedades concurrentes en una población con interacciones biológicas. Y que fue definido por primera vez en los años 90 por el antropólogo y médico norteamericano Merrill Singer: «Dos o más enfermedades que interactúan de tal forma que causan un daño mayor que la mera suma de estas dos enfermedades».

De esta manera, el aspecto social y el coronavirus interactúan de tal manera hasta ser lo que se convirtió el día de hoy. Un fenómeno similar al que estudió Singer y su grupo de trabajo con el uso de drogas en los Estados Unidos, bajo el mismo principio de clases sociales.

Singer explicó el fenómeno de enfermedades: «Vemos cómo interactúa con una variedad de condiciones preexistentes (diabetes, cáncer, problemas cardíacos y muchos otros factores) y vemos un índice desproporcionado de resultado adversos en comunidades empobrecidas, de bajos ingresos y minorías étnicas».

Y en cuanto a la interacción biológica, se entiende que el Covid-19 no solo concluirá con tratamiento e investigación médica.

«Hay evidencia creciente de que la influenza y el resfriado común son contrasindémico. Es decir: la situación no empeora. Si una persona está infectada con los dos (virus), una (de las enfermedades) no se desarrolla», comentó Singer.

¿Debería existir una nueva estrategia?

Singer describió: «Si realmente queremos acabar con esta pandemia cuyos efectos han sido devastadores en la gente, en la salud, en la economía, o con futuras pandemias de enfermedades infecciosas (sida, ébola, SARS, zika y Covid-19). La lección es que tenemos que abordar las condiciones subyacentes que hacen posible una sindemia».

Y por su parte, The Lancet explica: «No importa cuán efectivo sea un tratamiento o cuán protectora una vacuna, la búsqueda de una solución para el Covid-19 puramente biomédica fracasará, a menos que los gobiernos diseñen políticas y programas para revertir disparidades profundas, nuestras sociedades nunca estarán verdaderamente seguras frente al Covid-19».

Con información de The Lancet 

Artículos relacionados

hola